El detalle que deja en evidencia la 'pesadilla' de Chicote en A Cañada

El detalle que deja en evidencia la 'pesadilla' de Chicote en A Cañada
Chicote habla con el camarero tras descubrir el fraude de la fabada. / La Sexta

Los espectadores no pasan por alto un dato que delata al programa

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

'Pesadilla en la cocina' emitió este miércoles una de las entregas más polémicas en lo que va de temporada. El cocinero Alberto Chicote tuvo que enfrentarse a los engaños de la cocina de la sidrería asturiana A Cañada, ubicada en el barrio madrileño de Lavapiés. El establecimiento, que recurrió al programa para reflotar su negocio, se encontraba envuelto en mentiras.

Premios por su cachopo, el pulpo... incluso un cuarto puesto en 2015 en el concurso que cada año elige la mejor fabada del mundo. El escándalo, promocionado por el programa durante toda la semana, conquistó a la audiencia con un sobresaliente 10,2% de cuota de pantalla y 1.778.000 espectadores.

La audiencia no pasó por alto un pequeño detalle que delató el secreto de 'Pesadilla en la cocina'. El restaurante en cuestión destacaba en su fachada que se trataba de un establecimiento centenario. Desde 1890. Es decir, desde hace 128 años. Sin embargo, en una de las secuencias el chef asegura que cumplía 125 años. Un hecho que para los espectadores más que un fallo al echar las cuentas revelaría que el programa fue grabado en 2015.

Al comienzo de la presente temporada, la cadena anunció que el espacio visitaría un establecimiento en Asturias. Se trataría de la entrega que se grabó en agosto de 2016 en una sidrería del barrio gijonés de Moreda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos