'Supervivientes 2018' | La verdad sobre la agresión de Saray a Romina

Saray Montoya, expulsada de 'Supervivientes' por agredir a Romina Malaspina

La dirección del programa y la agredida mantienen versiones muy diferentes

EL COMERCIO
EL COMERCIO

Chabelita, Alejandro Albalá, prueba de líder, nominaciones... La gala de 'Supervivientes' prometía dar mucho juego. Y no defraudó. Pero lo que no se esperaban los espectadores era que el programa comenzase anunciando la expulsión disciplinaria de Saray Montoya tras agredir a otra concursante, Romina Malaspina. ¿Cuál es la verdad sobre la agresión? No se vieron las imágenes del ataque, pero sí las continuas provocaciones y la discusión que la motivaron.

Cuando Saray decidió abandonar voluntariamente el concurso aseguraba que el principal motivo era que no quería sobrepasar su límite ni perder los papeles, pero pasó. Teniendo muy presentes estas palabras su enemiga Romina se propuso como objetivo sacarla de quicio e inició un peligroso juego para llevar el autocontrol de Saray hasta el extremo.

Sobre lo que verdaderamente ocurrió hay dos versiones radicalmente opuestas y aunque no se emitieron las imágenes, las reacciones de las dos protagonistas y la valoración de la dirección del programa han generado un intenso debate entre los espectadores del reality de Telecinco.

Jorge Javier Vázquez conectó con la concursante al inicio del programa para comunicarle la noticia. «Sabemos que te han provocado, pero tu reacción ha sido desmedida. Has traspasado la línea. Lo sentimos muchísimo, pero estás expulsada». La ya exconcursante del 'reality' de supervivencia se limitó a decir que entendía la decisión. «He sentido desprecio, racismo, humillaciones... No tengo excusa, pero todos perdemos los nervios en algún momento».

«Me quedo con tu arrepentimiento», le trasladó el presentador. «Me da mucha pena despedirte. Nos veremos muy pronto en Madrid. Gracias», concluyó. El marido de Saray conoció la noticia en el plató. «Me he quedado de piedra, no se qué ha podido pasar», confesó en directo.

Sin embargo, la reacción de Romina Malaespina fue «una auténtica decepción como concursante» para el presentador y para muchos seguidores más. La argentina aseguró en directo que Saray «le propinó varias patadas y me arrastró tres metros del pelo por la playa», algo que la dirección negó tajantemente.

«Eso no es cierto. No continúes por ahí. Estás mintiendo. No es cierto. La descripción que has hecho no se ajusta a la realidad, es una descripción exagerada. Ni hubo esa cosa de que te arrastró ni existieron las patadas. Es mentira. Radicalmente mentira. Si te propones que te peguen, al final una persona lo consigue. Si es buena haciéndolo», dijo Jorge Javier.

La provocación de la argentina

-«¿Qué pasa si descubrimos a la verdadera Saray y mostramos lo que verdaderamente es?», se preguntaba Romina en la playa junto a sus compañeros. «Pues, que le saldrá la vena violenta», respondía María Jesús Ruiz. «No te puede tocar porque la expulsan», sumaba el ovetense Logan.

- Romina: «Me parece que ya sé lo que voy a hacer» (Risas).

- Maestro Joao: «No tienes que provocar nada».

- Logan: «Lo que más le molesta a alguien que se toma algo en serio es que tú te lo tomes en broma. Cuanto más en serio se lo tome ella, más te lo tienes que tomar en broma».

- Maestro Joao: «Yo el espectáculo de gritos y violencia verbal no lo pienso dar».

- Romina: «Quiero que la chica juegue» (Risas).

El juego de Malaespina continuó por la noche, cuando todo el grupo se encontraba vigilando el fuego. Ahí, comenzó a provocar a Raquel Mosquera, única amiga de Saray en Honduras, diciéndole que seguro que su marido se estaba acostando con otras mujeres en España. Y pese a que algunos compañeros intentaron que se callase, la argentina siguió gritando y calentando el ambiente. «Me encanta. Mi objetivo en el programa va a ser que las dos me quieran pegar. Tres días les doy», le comentaba al Maestro Joao.

Con los continuos comentarios fuera de lugar, las risas y demás provocaciones, Saray comenzó a ponerse cada vez más nerviosa, mientras el peligroso juego crecía y crecía. «¡Me está mirando el demonio!», exclamó Romina riéndose poco antes de que se produjese la agresión que derivó en la primera expulsión disciplinaria de 'Supervivientes 2018'. Aquí pueden ver la secuencia. «En una disputa Saray tiró del pelo a Romina, y le propinó un par de pisotones», subrayó Jorge Javier.

Pero no fue el único castigo. Tras analizar detalladamente la actitud de Romina Malaespina, la dirección del programa decidió que la argentina pasase a estar directamente nominada como penalización. Para muchos de los colaboradores que se encontraban en plató, la decisión debería haber sido más dura, incluso algunos pidieron también la expulsión de la joven por sus provocaciones y su confesión de querer llevar a Montoya al límite para que la acabase pegando. Además, el presentador también le dijo a Logan que le había defraudado su actitud al alentar a Romina a llevar a cabo su malévolo plan.

Más 'Supervivientes'

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos