64 vecinos y cientos de actividades

64 vecinos y cientos de actividades

Lorena Gutiérrez, de la Casa de las Gentes de Balboa, recoge hoy el Premio SerondayaAcompañarán a la recepción de este galardón en Ciencias de la Cultura Humana, el alcalde actual de Balboa y su predecesor

ALBERTO PIQUERO MIERES.

Creada en 2010, la Casa de las Gentes de Balboa, supuso, según nos relata su representante, Lorena Gutiérrez, «la culminación de varias décadas en las que generaciones de jóvenes decidieron quedarse en su pueblo natal y enfrentarse a la despoblación que lo llevaba a la agonía». Estamos hablando de una pequeña localidad de El Bierzo «que tiene gran afinidad con Galicia y Asturias, es una mezcla de culturas. Nuestro pueblo solo tiene 64 habitantes, y el municipio de Balboa, algo menos de trescientos». Sin embargo, durante 2016 «hemos llevado a cabo doscientas noventa y dos actividades, más que vecinos, la mayoría conciertos. Ya tenemos una larga experiencia en festivales, de reggae, de música celta, tradicional, la Noche Mágica de las músicas del mundo y, ahora, hemos añadido el blues». No son ajenos tampoco a la dimensión teatral, que este mismo mes tendrá dos obras en cartel; exposiciones, presentación de libros, proyecciones, talleres o conferencias. «Queremos que el arco de actividades sea el más amplio posible», indica Lorena Gutiérrez, procurando que el atractivo de las iniciativas alcance lo que han ido logrando en los festivales, que «algunos de los cuales han congregado más de dos mil quinientos asistentes».

En el eje de esa admirable producción cultural, La Casa de las Gentes, un edificio restaurado por el artista local Domingo González, a partir de un polideportivo en desuso. Está dividido en tres espacios, el dedicado a las exposiciones; elpolivalente Aira-Corrala, y el Salón Barrantés, propiamente un salón de actos.

El castaño, tan abundante en el área y materia en la que trabaja sus esculturas Domingo González, es el armazón del recinto. Pero se da también la singularidad de que tras una inspirada idea, se consideró la posibilidad de que gentes de otras latitudes pudieran apadrinar un castaño, « a condición exclusiva de mantener en buen estado la parte del bosque donde estuviera plantado». Y la idea germinó: «El primer año, hubo veinticinco padrinos, el segundo se llegó a los doscientos y el tercero a los cuatrocientos... No sé si moriremos de éxito».

La premisa de la que partió La Casa de las Gentes de Balboa fue «la memoria y reivindicación de los pueblos rurales». El éxito es evidente. En la entrega de su Premio Serondaya, el de Ciencias de la Cultura Humana, acompañarán a Lorena, José Manuel Gutiérrez Monteserín, anterior alcalde de Balboa, y el actual, Juanjo López Peña.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos