El Comercio

Imparables en Pumarín

Dani Pérez, el mejor jugador del partido y máximo anotador, con 19 puntos, entra a canasta ante Jankaitis.
Dani Pérez, el mejor jugador del partido y máximo anotador, con 19 puntos, entra a canasta ante Jankaitis. / MARIO ROJAS
  • Una 'pájara' en el final del segundo cuarto y el arranque del tercero hicieron que los oscenses igualasen el marcador

  • El Unión Financiera gana al Huesca y sigue invicto en su feudo, donde suma cuatro victorias

Suma y sigue. El Unión Financiera Baloncesto Oviedo puso la cuarta muesca en su panel de victorias en Pumarín, donde está invicto, tras ganar ayer por 81-66 al Magia Huesca. Desde el triple de Miquel Salvó con el que se inauguró el encuentro, los ovetenses fueron en todo momento por delante en el electrónico. Con la salvedad, eso sí, de 40 segundos en el tercer cuarto, en los que campeó el empate a 45.

Los hombres de Carles Marco saltaron a la pista de Pumarín, con la intención de resolver por la vía rápida el encuentro y resarcirse, así, de las derrotas de la pasada temporada.

Con Miquel Salvó inspirado y la perfecta dirección de Dani Pérez, el equipo azul tomó rápidamente las riendas del enfrentamiento para llegar a disponer de una ventaja máxima de 10 puntos en el cuarto inicial.

Esta diferencia fue en aumento, hasta alcanzar un colchón de 17 puntos , en varios tramos del segundo cuarto. Aunque una reacción del conjunto de Sergio Jiménez, liderada por Albert Fontet y Jorge Lafuente, y en la que Mikel Motos marcaba las pautas, llevó al Magia Huesca a situarse a tan solo cinco puntos: 41-36. Con ese marcador se fueron los dos conjuntos al descanso.

Durante este cuarto se produjo el debut en casa de Edu Hernández-Sonseca, quien recibió la ovación de la afición de Pumarín, al saltar a la pista.

Tras la reanudación, los nervios parecieron apoderarse de los jugadores, al pasar más de 3 minutos sin que se moviera el electrónico. Esa 'pájara' permitió al Huesca continuar con la progresión mostrada en la recta final del segundo cuarto. Los oscenses se aprovecharon de un Unión Financiera cargado de faltas -Salvó, Barro y Dos Anjos tenían cuatro- para poner en el marcador un empate a 45.

Pero el Unión Financiera despertó. Y con Hernández-Sonseca haciéndose fuerte sobre la pintura, le endosó un parcial de 9-2 al rival, con el que se encaminó a un nuevo triunfo en casa.

La aparición de Johan Löfberg y Drew Windler en los momentos decisivos, junto a una nueva muestra de talento de Dani Pérez, fueron las claves de los minutos finales.

Como sucediese en la primera mitad, los carbayones fueron alejándose en el marcador en los compases iniciales del último cuarto, hasta tener una renta superior a los 15 puntos, que hizo ya insalvable toda reacción por parte de los hombres de Sergio Jiménez.

Y es que los oscenses, con la mayor diferencia del encuentro, 18 puntos a favor de los ovetenses(77-59), intentaron a la desesperada el milagro. Pero un tiempo muerto de Carles Marco, echó por tierra su reacción, tras lograr un parcial a su favor de 0-5.

Dani Pérez fue el MVP del encuentro con 25 de valoración, al ser además el máximo anotador de la tarde con 19 puntos. En el Huesca, Mikel Motos fue el referente ofensivo, con 13 puntos.

El sábado el Unión Financiera Baloncesto Oviedo volverá de nuevo a Pumarín, para medirse a partir de las 19 horas, al CB Prat.