El Comercio

Una liebre de lujo para recorrer el 'Kilometrín'

Medio centenar de deportistas participaron en el encuentro con Martín Fiz.
Medio centenar de deportistas participaron en el encuentro con Martín Fiz. / FOTOS: DANI MORA
  • El atleta vitoriano dirigió un entrenamiento y acompañó a un grupo de aficionados en un recorrido de 7 kilómetros por la ribera del Piles

  • El maratoniano Martín Fiz encabeza una quedada 'runner' en la que participaron medio centenar de deportistas

Los más pequeños salieron disparados. Los veteranos se lo tomaron con un poco más de calma. Pero todos disfrutaron ayer de una carrera y una jornada deportiva acompañados por el atleta maratoniano Martín Fiz, con un entrenamiento que tuvo como punto de encuentro el 'Kilometrín'. Toda una liebre de lujo.

Medio centenar de deportistas de todas las edades se dieron cita en las inmediaciones de El Molinón y el parque de Isabel la Católica para participar en el encuentro con el atleta vitoriano, que comenzó pasadas las once de la mañana. En la actividad participó un grupo de alumnos de sexto de Primaria del colegio Río Piles, ya que su clase de Educación Física coincidió en horario con la quedada 'runner' del 'Kilometrín'.

Tras fotografiarse con varios de los deportistas en el 'photocall' del encuentro, organizado por EDP, Martín Fiz dirigió un calentamiento con vistas a prepararse para la carrera. El grupo al completo, entre los que se encontraban los más jóvenes, dio una vuelta al circuito gijonés. Los pequeños fueron a toda marcha. Después, los veteranos y corredores más experimentados ampliaron el recorrido y continuaron con su entrenamiento por la vereda del río Piles, hasta llegar al Parque Fluvial, para regresar al punto de partida. En total, unos siete kilómetros despachados en poco más de 35 minutos.

El corredor vitoriano también aprovechó el encuentro para dar algunos consejos a todos aquellos que quieran practicar deporte. Para los jóvenes, lo tiene claro, Fiz puso énfasis en que «lo importante es desayunar bien e hidratarse». Mientras que para los más mayores recordó que «hay que ponerse metas reales, empezar poco a poco, porque no se puede hacer un maratón o un ironman si no se ha preparado antes bien».

Al encuentro también acudieron varios aficionados con libros relacionados con el atletismo para que Fiz se los firmase. La de ayer no fue la primera visita del maratoniano a Gijón. El pasado abril, tras proclamarse vencedor en la categoría +50 del maratón de Boston, el atleta acudió a la ciudad para participar en una charla. En esta ocasión, vino tras proclamarse recientemente vencedor de dicha categoría en el Berlín. Por lo tanto, desde la organización del evento no descartan traer a Fiz en futuras ocasiones, ya que Gijón se ha convertido en su pequeño amuleto de buena suerte ante el reto que tiene en marcha: completar las seis pruebas del World Marathon Majors. Tan solo le quedan dos para completarlo, Londres y Chicago.