El atletismo llora a Cándido González

Cándido González, arriba a la derecha, justo encima del que fuese su entrenador, Pepete, en su breve etapa como entrenador de la Atlética Avilesina a su regreso de Madrid. / LVA

El entrenador avilesino falleció ayer por la mañana a los 73 años de edad tras una larga enfermedad

SANTY MENOR AVILÉS.

El atletismo asturiano se despertó ayer con una noticia de las que nadie quiere leer. Uno de sus emblemas, el entrenador avilesino Cándido Méndez, decía adiós a los 73 años de edad tras una larga enfermedad. Justo en la temporada en la que cumplía cincuenta años como técnico, las redes sociales se llenaron de recuerdos para todo un referente de un deporte al que entregó su vida.

Tras iniciarse como atleta en el Grupo Empresa Ensidesa a las órdenes del todavía hoy técnico de la Atlética Avilesina, Pepete, se sacó el título de entrenador nacional en Madrid y su regreso a la ciudad comenzó a dirigir en el conjunto atlético, iniciando una exitosa carrera que sólo pudo frenar su salud. Pepete recibió ayer la noticia con tristeza: «Es una gran pérdida para el atletismo de la región. Era un gran entrenador cuyo palmarés deja claro lo bien que trabajaba. Fui su entrenador, aunque luego separamos nuestros caminos».

Exigente y estricto, pero un padre para los atletas a su cargo, en los setenta consiguió que Luis Miguel Pérez fuera campeón de España de campo a través y de 3.000 metros, así como también propició la internacionalidad absoluta de los hermanos Adelino y Lorenzo Hidalgo, el primero actual presidente de la Federación de Atletismo del Principado de Asturias.

En los ochenta llegó a ser director técnico de la Escuela de Entrenadores del Principado

El dirigente regional, también avilesino de nacimiento, recordaba ayer que «era un excelente entrenador que se implicaba mucho tanto en el tema deportivo como en el personal. Sólo tengo buenos recuerdos y buenas palabras para él». Hidalgo recalca que «fue uno de los pioneros del atletismo asturiano y atesoraba más de 50 años de experiencia. Siempre trataba de ayudar a los atletas en lo que podía y era, sobre todo, una buena persona».

En los ochenta se convirtió en director técnico de la Escuela de Entrenadores de Asturias y también formó parte del CITD (Centro de Iniciación Técnico-Deportiva) situado en el polideportivo de La Magdalena. En el 86 cofundó el Avilés Atletismo, club en el que entrenó hasta la pasada temporada y en el que desde entonces ha estado muy implicado. Así lo reconoce el actual presidente del club, un David Sotura que fue atleta suyo y que ayer estaba muy afectado por la noticia. Con la voz entrecortada, Sotura lo define como «parte de la historia del atletismo asturiano y nacional. Como entrenador era muy bueno. Una eminencia en lo técnico y te explicaba por qué tenías que hacer cada cosa. Además, fuera de la pista te ayudaba en todo lo que podía. Recuerdo de llegar tarde de competiciones y de ir a cenar a su casa. Era un hombre de carácter difícil pero de gran corazón. Si eras su atleta te trataba como si fueras parte de su familia». El último de tantos otros que brillaron a sus órdenes fue Xurde López, luciendo los colores del Avilés Atletismo, con varios campeonatos de España a sus espaldas en todas las categorías.

Además de fundar un club y de propiciar medallas nacionales e internacionalidades, Cándido González fue uno de los precursores de una de las pruebas deportivas con más solera hoy en día de la ciudad, la San Silvestre, una muestra de su afán por hacer crecer el atletismo avilesino. El funeral por su eterno descanso tendrá lugar esta tarde, a partir de las 17 horas en la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Guzmán, en Miranda.

Fotos

Vídeos