«Avilés siempre estará en mi corazón»

Los jóvenes atletas que acudieron al homenaje hacen pasillo a una Ruth Beitia que no pudo evitar emocionarse. / MARIETA
Los jóvenes atletas que acudieron al homenaje hacen pasillo a una Ruth Beitia que no pudo evitar emocionarse. / MARIETA

Ruth Beitia se emociona en el homenaje brindado por la ciudad en la que saltó dos metros de altura | La medallista olímpica en Río 2016 recibió una placa, firmó en el libro de honor del municipio y su imagen estará enmarcada para siempre en el estadio avilesino

SANTY MENOR AVILÉS.

El de ayer no era un domingo más en las inmediaciones del estadio de atletismo Yago Lamela. En torno a las diez de la mañana el ambiente ya era manifiesto, con niños y padres revoloteando alrededor de las instalaciones. Los chándals de equipos de la comarca como Atlética Avilesina, Avilés Atletismo, Multideportes Corvera o Atletismo Corvera coloreaban una postal idónea para homenajear a la mejor atleta española de todos los tiempos, Ruth Beitia.

Con niños y padres, foto de la cántabra en mano, situados frente al escenario montado por el Ayuntamiento de Avilés en la pista interior del estadio, por si acaso la lluvia hacía acto de presencia en el exterior, Beitia entró en escena acompañada por la alcalesa de Avilés, Mariví Monteserín, la concejala de Deportes, Ana Hevia, y el presidente de la Federación Asturiana de Atletismo, el avilesino Adelino Hidalgo. Los presentes hicieron pasillo a las autoridades y la cara de la medallista olímpica en Río 2016 no pudo ocultar su emoción.

Homenajeada decenas de veces, para Beitia el de ayer no fue un día más. Cariñosa con todo aquel que se le acercaba, brindó su sonrisa por doquier y llenó de elogios una ciudad que para siempre estará en su recuerdo. La encargada de abrir el homenaje fue la alcaldesa, que repasó el proceso del acto y se deshizo en elogios hacia la protagonista, «la mejor atleta española de todos los tiempos» y a la que «Avilés siempre ha tratado y tratará con el cariño que se merece», pues «es un ejemplo para todos».

En su turno de palabra, Beitia, visiblemente emocionada, aseguró que «los protagonistas sois vosotros», en referencia a la multitud de niños y niñas presentes en el acto. «Os veo y recuerdo mis inicios, cómo yo también seguía a mis ídolos. Debéis continuar disfrutando del deporte, pues sus valores me han traído a mí hoy aquí, y nunca olvidéis luchar por vuestros sueños».

Antes de firmar en el libro de honor de la ciudad, en un póster gigante que presidirá la pista interior del Yago Lamela junto al propio saltador avilesino y a Yelena Isinbáyeva, recibir una placa conmemorativa de su primer salto de dos metros en Avilés y firmar autógrafos a todo aquel que se lo solicitó, la cántabra acabó su discurso con unas bonitas palabras hacia la ciudad, que «siempre estará en mi corazón. Me acuerdo como si fuera ayer de aquel salto, que fue un domingo por la mañana como hoy, y a partir de ahí llegaron muchos más éxitos. Gracias por todo».

Fotos

Vídeos