ATLETISMO

El Cross Popular Villa de Gijón aspira a completar sus más de dos mil dorsales

CÉSAR SÁNCHEZ GIJÓN.

El Cross Villa de Gijón, que el 26 de noviembre celebrará su trigesimonovena edición, está desde el comienzo de la temporada en el horizonte de los corredores asturianos. La prueba aspira, un año más, a agotar los 2.150 dorsales previstos, 1.650 para la prueba absoluta y 500 para las categorías menores.

Las inscripciones van a buen ritmo y, cuando quedan poco menos de dos semanas para su celebración, ya se han completado más de 600 plazas.

Los más jóvenes abrirán el programa Cross Villa de Gijón con carreras para las categorías desde minibenjamín (300 metros) hasta la de sub 18 (3.000 metros), que se disputarán en el Complejo de Las Mestas.

La prueba reina se disputará sobre el mismo trazado que la pasada edición, que arrancará en la avenida de El Molinón y, tras recorrer una distancia de 11.500 metros, finalizará en el velódromo de Las Mestas.

La prueba llevará el deporte a la mayoría de los barrios de Gijón, fiel a la filosofía con la que hace casi cuatro décadas la creó Víctor Peláez, que durante muchos años presidió del Club Atlético Gijonés, que ha vuelto a coger las riendas del cross junto al Patronato Deportivo Municipal.

Esta prueba es uno de los grandes clásicos de las carreras populares asturianas, en la que han arrancado las trayectorias de los mejores fondistas asturianos, como refleja su palmarés en el que figuran los más destacados atletas regionales y que ya espera a los vencedores de la trigesimonovena edición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos