Doblete avilesino en la Media Maratón

Los primeros metros de la Media Maratón, en los que los favoritos ya cogen posiciones para salir del estadio en cabeza. /  PATRICIA BREGÓN
Los primeros metros de la Media Maratón, en los que los favoritos ya cogen posiciones para salir del estadio en cabeza. / PATRICIA BREGÓN

El veterano fondista mejoró su marca en la distancia en más de medio minuto y la triatleta triunfa en su primera carrera Manu Guerreiro y Paula Herrero, del Oriente Atletismo, ganan una carrera pasada por agua

NACHO GUTIÉRRREZ AVILÉS.

La XXXI Media Maratón de Avilés organizada por la Atlética Avilesina volvió a estar pasada por agua, lo que no impidió ver una de las mejores carreras de los últimos años, con feliz desenlace para el deporte avilesino con las victorias de Manu Guerreiro y Paula Herrero, atletas locales que militan en el Oriente Atletismo, dominador absoluto de la prueba con hasta cuatro puestos de podio, dos avilesinos y otros tantos femeninos.

Cerca de seiscientos participantes iniciaron la prueba a las 9 de la mañana tras una gran tromba de agua desde el estadio de atletismo Yago Lamela. Por delante un recorrido endurecido por la lluvia y en el que Manu Guerreiro se encontró como pez en el agua. Desde la salida del estadio tras una vuelta al mismo, el avilesino ya estaba pegado al otro gran favorito, Raúl Álvarez Bengoa, del Gijón Atletismo.

El ganador de la prueba un año atrás fue quien marcó el ritmo en todo momento, con Guerreiro agazapado a su estela, como es su forma de correr. Así fueron consumiendo los kilómetros hasta la parte final, llegado el 18, en el que los dos se emparejaron hasta los últimos 500 metros en los que el avilesino cambió un ritmo al que el gijonés no pudo responder, aunque no por falta de fuerzas sino por una especie de bloqueo mental, según él mismo confesó en la meta, a la que ciertamente llegó más fresco que un Manu Guerreiro eufórico en la celebración de su segunda victoria en Avilés.

Y es que el avilesino acababa de mejorar su registro personal en la distancia, con 1.07.34, cuarenta segundos menos que su anterior marca. Eso teniendo en cuenta que venía a correr la prueba como último test preparatorio de su participación en la Maratón de Valencia dentro de dos semanas.

Raúl Álvarez también mejoraba su marca personal con 1.07.46, lo que endulzaba su amargor por no aguantar hasta el final a Guerreiro, y el Oriente Atletismo metió a cinco de sus fondistas entre los ocho primeros, de los que el corverano Esteban Tejedor fue quien pisó podio con su tercera posición y un tiempo de 1.12.18.

En la prueba femenina la favorita era una debutante en la distancia, la triatleta avilesina Paula Herrero, que estrenó también la camiseta de su nuevo club, el Oriente Atletismo. Pese a la novedad de la prueba y la dureza de una distancia que no entrena, la avilesina marcó la diferencia y con 21 años ya tiene su primer triunfo y su primer crono en una media maratón: 1.28.42, que está muy bien.

A bastante distancia de la multideportista avilesina, 1.29.52, llegó otra avilesina también del Oriente Atletismo, María Quintela, que a sus 40 años lleva un par de temporadas corriendo pruebas de larga distancia. Tercera entró Ana María Baizán, de Gijón, que cometió el error de olvidarse el dorsal por lo que su posición no pudo ser registrada, siendo tercera de manera oficial Miriam García, del Celtas Cojos, con 1.31.00.

La prueba fue un éxito a nivel deportivo, con muchas mejores marcas y un recorrido ideal, con el paso por el Centro Niemeyer como referente de una prueba que contó con muy poco público en las calles por la hora de celebración tan temprana, las nueve de la mañana, al margen claro está de una lluvia que todos dieron por buena en estos tiempos de sequía.

La Media Maratón de Avilés, como estos últimos años, tenía un fin solidario, dedicado a la Asociación Española Síndrome de Sturge Weber, una enfermedad de las llamadas raras, que afecta a uno de cada 50.000 nacimientos con una malformación vascular que afecta a cara, ojo y cerebro. La Atlética Avilesina donó un euro de los quince que costaba la inscripción por participar en la carrera, que se cerró con la entrega de trofeos presidida por la concejala de deportes Ana Hevia y el presidente de la Atlética Avilesina, Gerardo González.

Manu Guerreiro Nuevo estaba radiante con su victoria y su mejoría en sus registros en la distancia: «No era el objetivo, sobre todo en la primera mitad de carrera me encontré mal, pero en la segunda cogí el ritmo y ya me he encontrado mejor». Venía a preparar la maratón de Valencia, pero «me conozco y cuando compito me caliento, así que no he ido a ritmo de maratón sino de una media, y es posible que lo pague en Valencia, pero he disfrutado con la carrera. La lluvia no ha sido un problema, estamos en Asturias y además hace falta que llueva».

Sabor agridulce

Raúl Álvarez Bengoa tenía un sabor agridulce porque «he mejorado mi tiempo personal, pero me quedé bloqueado y no he sabido disputar los últimos metros cuando físicamente hubiera podido hacerlo». El corverano Esteban Tejedor completó el podio en su primera subida al cajón en esta prueba: «He ido bien dentro de un grupo en cabeza hasta el final en el que me encontré bien de piernas para hacerme con un tercer puesto, que es una alegría».

Paula Herrero gana lo mismo un triatlón sprint que una media maratón. Era una de las grandes protagonistas: «Me enganché a un grupo que me ayudó mucho a tirar en los momentos más duros y la verdad es que he disfrutado mucho durante toda la prueba. Debutar en esta distancia y ganar me hace muy feliz y repetiré en más ocasiones». María Quintela, que fue segunda, se sentía «muy contenta, no lo esperaba, ha sido maravilloso», reconoce la atleta avilesina del Oriente Atletismo, que repite victoria tras ganar recientemente la media maratón de Trubia.

Más

Fotos

Vídeos