La estela solidaria de Valverde

Héctor Moro posa junto al cartel en el que anuncia su reto solidario para el año 2018. /  JUAN CARLOS ROMÁN
Héctor Moro posa junto al cartel en el que anuncia su reto solidario para el año 2018. / JUAN CARLOS ROMÁN

Héctor Moro persigue superar sobre un rodillo estático los kilómetros completados por el murciano en 2016

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Alejandro Valverde tendrá durante todo el año una sombra pedaleando tras él desde la distancia. El lavianés Héctor Moro, conocido por sus retos solidarios a través del deporte, afronta el año recién estrenado con un nuevo objetivo: superar sobre un rodillo estático los kilómetros despachados en 2016 por el corredor murciano en competición. El desafío de Moro arrancó el pasado 31 de diciembre, aunque la puesta de largo oficial se celebrará esta tarde a partir de las 18 horas en la tienda de deportes Lamar Sport, del Centro Comercial Valle del Nalón, en El Entrego.

Apenas unas horas después de completar la última de las 24 maratones en menos de tres horas que se marcó como objetivo para 2017, Héctor Moro se subió a la bicicleta y completó sus primeros kilómetros sobre el rodillo. La idea de superar la marca de Valverde en busca de fondos para distintas causas benéficas llevaba tiempo rondando su cabeza. «Son ya varios años haciendo estas cosas con fines solidarios y cuando reclamas el dinero de la gente tienes que ofrecer algo que llame la atención. Esta vez quería cambiar el chip. Me centré en la bici. Miré qué ciclista hizo más kilómetros la pasada temporada y me he puesto como reto batirlo», explica el deportista.

El objetivo es superar sobre rodillo 15.052 kilómetros, una marca que exigirá a Moro no solo fortaleza física, sino también mental. «Todo el mundo que haga rodillo sabe lo que significa pasarse tantas horas en él. Mis cálculos son hacer 1.254 kilómetros al mes para llegar al 31 de diciembre en los tiempos previstos», afirma el corredor, que el pasado mes de julio ya puso a prueba su resistencia al completar en el mismo formato los 180 kilómetros del ironman de Hawái.

En esta fase inicial, Héctor Moro realizará entrenamientos de entre setenta y noventa kilómetros para ir ganando terreno ante posibles imprevistos. El asturiano, además, participará en marzo en el Campeonato de España de duatlón y deberá dejar el rodillo durante algunos días para trabajar sobre la carretera: «Debo tomármelo como un trabajo y comprometerme a dedicar todos los días dos horas a esta causa».

Un euro por kilómetro

Moro pretende recaudar un euro por cada kilómetro recorrido para alcanzar una cifra superior a los quince mil. El dinero se destinará a la lucha contra el cáncer, la investigación de enfermedades poco frecuentes y a otras causas sociales que lo necesiten. «Empecé con estos retos en 2013, cuando falleció mi padre, y desde entonces hemos alcanzado los 150.000 euros», explica el atleta. Toda la información sobre las donaciones para el proyecto actual se encuentra disponible en la página web hectormoro.com.

Durante la puesta de largo de esta tarde, Héctor Moro contará con el apoyo de varios veteranos del Sporting, además con animación musical. En menos de dos semanas, el atleta asturiano ha completado ya los primeros quinientos kilómetros. Las donaciones van incluso más rápido que sus pedaladas y se han disparado ya hasta los ochocientos euros. «Que la gente responda a tu esfuerzo es lo que motiva. Yo tengo que responder a su confianza y cumplir el objetivo», asegura. La estela marcada por Alejandro Valverde la pasada temporada toma en 2018 un sentido solidario desde su rodillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos