El gijonés Pepe Riva acaba tercero en el Mundial de Nueva Zelanda

C. T. T. GIJÓN.

El croquet, disciplina deportiva de origen británico, conocida por el césped verde cortado con mimo, las indumentarias blancas y los palos y las bolas, cuenta con una escasísima tradición en España. Eso, no obstante, no quiere decir que no exista un deportista de este país de gran nivel.

Su nombre es Pepe Riva. Este gijonés, que trabaja en la 'City' londinense en un fondo de inversión de infraestructuras, es el gran referente del croquet nacional. Riva ha hecho historia en el Mundial que se está disputando en Nueva Zelanda. Allí, no solo se ha convertido en el primer español en romper la barrera de los octavos, sino que se ha aupado hasta la tercera plaza final de la competición y se ha convertido en el mejor jugador europeo de la cita mundialista. Ayer cayó ante Reg Bamford, que jugará la final.

El próximo Mundial se jugará en Australia en dos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos