ATLETISMO

La gran fiesta del último día del año

Presentación de la XXXIV San Silvestre de Oviedo. /  PABLO LORENZANA
Presentación de la XXXIV San Silvestre de Oviedo. / PABLO LORENZANA

La San Silvestre de Oviedo aspira a mantenerse como una de las más multitudinarias de Asturias y a agotar las 5.500 plazas previstas

CÉSAR SÁNCHEZ OVIEDO.

Oviedo volverá a tener una gran fiesta del deporte el último día del año. La San Silvestre se encargará de ello y hasta recuperará la prueba de patines. Su trigesimocuarta edición fue presentada ayer en el Consistorio de la capital asturiana, donde sus responsables volvieron a apostar por el exitoso formato de las pasadas ediciones.

Por ello, tienen previstas 5.500 plazas -4.500 en la carrera absoluta y mil en las pruebas para las categorías menores- . Las inscripciones podrán realizarse desde hoy y hasta el 26 de diciembre o hasta que se agoten los dorsales previstos en la web www.sansilvestreoviedo.com.

Los organizadores de la prueba ovetense confían en volver a agotar los dorsales como en pasadas ediciones y mantenerse como una de las San Silvestre más multitudinarias de cuantas se celebran el último día del año en el Principado.

La prueba de patines volverá a abrir el programa en la capital asturiana. Lo hará a las 16 horas con una carrera que se desarrollará en la calle de Uría para las categorías de federados y populares.

Las pruebas pedestres empezarán a las cinco y media de la tarde con los benjamines, que llevarán el protagonismo a la plaza de la Catedral, donde se coronarán los ganadores de todas las competiciones que se celebrarán desde ese momento.

La carrera de categoría absoluta volverá a ser la más esperada. Se disputará sobre una distancia de 5,5 kilómetros en el mismo trazado de las últimas ediciones, que tantos elogios recibió por parte de los participantes y aficionados y que ha permitido seguir creciendo a la prueba. En él, los participantes tendrán la oportunidad de recorrer buena parte de las más emblemáticas calles de la capital asturiana.

Una de las novedades será que existirán un servicio de guardarropa en la Plaza de Porlier, que estará a cargo de la ONG Agua de Coco. También se habilitará una zona en la salida para que los corredores con opciones al triunfo entren en acción sin aglomeraciones y sin riesgo de caídas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos