Una marcha popular por Cándido

Los restos mortales de Cándido trasladados a la iglesia de Miranda para celebrar el funeral. /  MARIETA
Los restos mortales de Cándido trasladados a la iglesia de Miranda para celebrar el funeral. / MARIETA

Sus discípulos del CITD organizarán un acto el 6 de octubre en el Parque Ferrera en homenaje al entrenador, que ayer fue despedido en Miranda

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Cándido González Fernández fue enterrado ayer en el Cementerio de La Carriona tras el funeral celebrado por el párroco Francisco Fernández Panizo en la Iglesia Parroquial Santo Domingo de Guzmán de Miranda, pero su recuerdo perdurará con el paso del tiempo. El reconocido y refutado entrenador nacional de atletismo tendrá su homenaje póstumo el próximo día 6 de octubre, con una marcha popular que tendrá lugar en el Parque de Ferrera, en el que tantas veces dirigió entrenamientos con tantos atletas que pasaron por sus manos a lo largo de los tiempos. Una iniciativa que ha surgido por parte de sus discípulos en el Centro de Iniciación y Tecnificación Deportiva que Cándido dirigió en los años 80.

Uno de ellos, Nacho Riesgo, durante varios años presidente del Avilés Atletismo, club del que el entrenador avilesino fue uno de sus padres, confirmó la celebración del homenaje, en el que se escucharán unas palabras dirigidas a Cándido antes de iniciar una marcha por el parque a modo de tributo. El Coro de Miranda, del que formaba parte como también de la Cofradía La Dolorosa, también participará en el acto con alguna de sus canciones, y si se concede el pertinente permiso, se plantará un árbol que será el recuerdo perpetuo de la figura de Cándido González, un entrenador que deja profunda huella y un largo elenco de buenos atletas moldeados por su sabia mano como entrenador.

Muchos de ellos, la práctica totalidad, se acercaron a una abarrotada iglesia de Miranda para dar el último adiós a Cándido y mostrar su cariño y respeto a su familia, a su esposa Trini y a su hijo Enrique, quien lleva el testigo de su padre como entrenador de atletismo con los jóvenes valores avilesinos que dan sus primeras carreras en el estadio en el que tantas horas pisó Cándido impartiendo su enseñanza.

El atletismo asturiano y avilesino echará de menos su presencia, aunque el espíritu de Cándido perdurará.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos