«Se sufre mucho al final, pero sabes que todos van igual»

D. BUSTO POLA DE SOMIEDO.

«Pasamos calorcillo». Es una manera de decirlo, pero lo cierto que es las temperaturas alcanzadas ayer en Pola de Somiedo exprimieron al máximo a los competidores. El vencedor del ultramaratón, Miguel Heras, aseguró en referencia a la carrera que se vio «bien y con buenas sensaciones». El corredor de Bejar explicó que hubo dos partes bien diferenciadas. La primera, en grupo, a un ritmo «más tranquilo», y una segunda, a partir de Lago del Valle, en la que inició su andadura en solitario.

La clave, indicó, pasaba por mantener la cabeza fría «porque se sufre mucho al final». Sin embargo, a pesar de ello, añadió, «sabes que todo el mundo lo está haciendo igual que tú y todos tenemos que sufrir».

Lo cierto es que Heras se ha convertido en todo un experto en el Desafío Somiedo. Hace dos años estableció el récord de la carrera y ayer volvió a batirlo. «Han sido ocho minutillos menos, saliendo más lento que otros años», afirmó, para añadir que «eso quiere decir que vamos envejeciendo, pero vamos mejorando los tiempos, y eso es buena señal».

Finalmente, Heras reconoció que ya piensa en repetir el Desafío Somiedo: «Salvo que no pueda, siempre pienso en venir».

Fotos

Vídeos