Juanjo García logra una anhelada victoria en Ribadesella

Ganadores de la categoría masculina de la San Silvestre de Ribadesella. /Juan García Llaca
Ganadores de la categoría masculina de la San Silvestre de Ribadesella. / Juan García Llaca

La lluvia y el viento impidieron que la San Silvestre más antigua del Oriente estrenara el nuevo sistema de cronometraje electrónico

GLORIA POMARADA

La XXVI San Silvestre de Ribadesella comenzó mal, con un temporal de lluvia y viento que retrasó las pruebas de los más pequeños, pero finalizó a lo grande, con el triunfo absoluto del atleta local Juan José García Quintana (SCD). Después de numerosos podios en segundo y tercer lugar, Juanjo García logró una de las victorias que más anhelaba, venciendo además al indiscutible rey de la San Silvestre riosellana, Francisco López de Dios ‘Iki’ (La Cerezal Team), que este año, mermado por las lesiones y la fiebre, finalizó en tercera posición. El segundo puesto se lo adjudicó el llanisco José Bilbao, uno de los últimos fichajes de la SCD Ribadesella.

El club riosellano participó con una legión de atletas, colocando a dos de sus hombres en el podio absoluto. No ocurrió lo mismo en la categoría femenina, donde la victoria absoluta fue para la polense Tamara Fernández (La Cerezal Team), seguida de la colunguesa Catalina Balbín (Gijón Atletismo), que repitió la misma posición del año pasado.

Al final, debido a las inclemencias meteorológicas, la prueba no pudo contar con el cronometraje electrónico. La lluvia y el viento impidieron colocar adecuadamente los equipos de Cronelec, que se estrenaba por primera vez en la competición riosellana.

350 corredores desafían a la lluvia en Cangas de Onís

En Cangas de Onís, la séptima edición de la San Silvestre se disputó con la vista puesta en el cielo. Los aguaceros caídos a primera hora de la tarde a punto estuvieron de suspender la carrera en las categorías infantiles, las más veteranas de la prueba, ya que fueron las que dieron inicio a la competición canguesa hace doce años.

Los pequeños optaron por desafiar al mal tiempo y cumplieron con la tradición deportiva del último día del año, que reunió en la capital canguesa a 350 participantes. La afluencia, señalan desde la organización, fue inferior a ediciones anteriores debido, precisamente, a las condiciones meteorológicas.

Un recorrido circular de 5,3 kilómetros que discurrió entre el Ayuntamiento, la carretera general a Covadonga, la plaza El Cortijo y la capilla de Santa Cruz fue el escenario en el que midieron su velocidad los corredores de las categorías absolutas. Por segundo año consecutivo, el ganador de la prueba fue el cabraliego Juanjo Somoano, del Club Oriente Atletismo, que marcó un tiempo de 16 minutos y 13 segundos. El segundo clasificado fue el también cabraliego Juanjo Moradiellos y en tercera posición cruzó la meta el cangués Pablo Sierra, de la Sociedad Cultural y Deportiva de Ribadesella. Tras ellos se situaron José Ángel Buján, José Manuel Escandón y el piragüista Luis Amado Pérez.

En la categoría femenina se impuso la viguesa Belén Bascoy, seguida de Celia Somoano, del Club de Atletismo de Cangas, y Blanca Prada, atleta de la misma entidad. La prueba canguesa tuvo, además, una vertiente solidaria, ya que la recaudación de las inscripciones se destina a la asociación Emburria. En la cita de este 2017 la cantidad alcanzada fue de 450 euros.

Juanjo Moradiellos gana en Cabrales su segunda San Silvestre de 2017

La de Cabrales fue la última de las cinco San Silvestres disputadas hoy en el Oriente de Asturias. A las siete y media de la tarde un total de cuarenta corredores partían de la plaza de Castañéu para recorrer 4,5 kilómetros por la carretera a Poncebos y los barrios de Cares y Llambria. Entre los treinta participantes masculinos, el vencedor fue el cabraliego Juanjo Moradiellos, que marcó un tiempo de 14 minutos y 52 segundos. El de su concejo fue el segundo triunfo que se anota el deportista en solo dos días, ya que ayer se impuso en la San Silvestre de Pola de Lena. Apenas dos horas y media antes de que la prueba de Cabrales diera su pistoletazo de salida, Moradiellos disputaba también la carrera de Cangas de Onís, en la que logró subir a la segunda posición pódium.

La prueba de Cabrales, que reserva premios para los primeros de cada categoría, coronó también a Eva María Cruz en modalidad femenina. Esta murciana afincada en el concejo oriental hizo un tiempo de 18 minutos y 1 segundo. A la última carrera del año se unieron, además, veinticinco niños en las categorías infantiles, en las que todos recibieron premios. Como en el resto de las San Silvestres celebradas hoy en Asturias, el mal tiempo restó asistencia a la cita. No obstante, en Cabrales agradecieron la lluvia caída en las últimas horas, pues sustituyó al hielo de las tres pasadas ediciones.

Tres kilómetros resbaladizos por las calles de Llanes

La lluvia no consiguió doblegar a los corredores que esta tarde se lanzaron a las calles de Llanes para disputar la última prueba deportiva del año. La cita llanisca marca en su décimocuarta edición récord de inscripciones, hasta 780, si bien las intensas trombas de agua rebajaron la cifra final de participantes.

El circuito de tres kilómetros por el centro de la villa llanisca, sobre una superficie de adoquines resbaladizos por las intensas trombas de agua caídas durante la competición, puso a prueba a los deportistas. «Fue duro», fue la frase más repetida por los corredores, que lograron terminar el recorrido sin incidentes en ninguna de las seis categorías.

No obstante, el estado del pavimento restó velocidad a una carrera en la que se impuso el deportista del Club Oriente Atletismo, Fran Díaz, con un tiempo exacto de diez minutos. La de este 2017 fue la cuarta victoria del atleta local, al que acompañaron en el pódium Fernando Serrano y Marcos Riera.

En categoría absoluta femenina, la victoria fue también para una deportista del Club Oriente Atletismo, Merche Bueres, que marcó un tiempo de 12 minutos y 25 segundos. La segunda clasificada fue Carolina Bello y la tercera Fátima Díaz.

En junior femenino la ganadora fue Marina Llano, que cruzó la meta seguida por Natalia Prieto y María Ángeles Palacios. En categoría masculina se impusieron Benedict Pickford, José Prieto y Manuel Soberón. Por su parte, en la categoría juvenil los tres primeros clasificados fueron César Finoquio, Rodrigo Pérez y Alejandro del Río.

Entre los veteranos, el octogenario Antonio Huertas fue el único valiente que se animó a disputar la prueba. Con 82 años, este corredor natural de Onís y afincado en Ardisana se adentró en la competición de las San Silvestre hace solo dos años. Esta tarde consiguió marcar un tiempo de 20 minutos y 13 segundos. «Antes ya arbitraba y me gusta correr, por eso empecé», explicaba el participante de mayor edad de la prueba llanisca una vez cruzada la meta.

Colombres da el pistoletazo de salida a las San Silvestres del Oriente

NEL ACEBAL

La de Colombres, en Ribadedeva, fue la más madrugadora de las cinco San Silvestres que hoy se celebran en el Oriente de Asturias. Un total de 179 corredores, divididos en cinco categorías, se enfundaron las zapatillas este mediodía para recorrer un circuito de 3,9 kilómetros que discurrió por las calles de la capital del concejo, con salida y meta en la plaza del Ayuntamiento.

En categoría absoluta fueron 60 los participantes de esta séptima edición de la cita, muchos de ellos vecinos de la comarca y otros deportistas llegados de Cantabria. Iván Sainz se impuso en la modalidad masculina, seguido de Marco Fernández y Ricardo Velasco. El segundo clasificado, Fernández, repitió por segundo día consecutivo su subida al pódium, ya que ayer vencía con un tiempo récord en la San Silvestre de Peñamellera Baja.

La alegría para los ribadedenses llegó de la mano de la categoría femenina, en la que la deportista local Silvia Torres cruzó la meta en primer lugar. Tras ella, Vanessa Cadavieco y Cristina Russel ocuparon la segunda y tercera posición respectivamente. Se da la circunstancia de que Cadavieco repitió el mismo puesto logrado ayer en Peñamellera Baja.

En benjamín femenino las tres primeras clasificadas fueron Celia Franco, Julia Canal y Joana Díaz; mientras que en masculino se impusieron Iker Ramos, Juan Caso y Gonzalo Díaz. Los infantiles vencedores de la tradicional carrera navideña fueron Andrea Sordo, Lidia Díaz y Sofía García entre las chicas; y David García, Mario Canal y Daniel Estébanez entre los niños.

Por su parte, en la categoría juvenil el ganador fue Ángel Balmori, seguido de Jesús Escandón y Adrián Alonso. La carrera ribadedense reserva, además, una categoría especial para personas con discapacidad, en la que los más rápidos fueron Gorka Santiago, Joaquín Santiago y Javier López.

A pesar de que la cifra de participantes fue ligeramente inferior a la de la pasada edición, la carrera estuvo animada por un gran número de espectadores, que disfrutaron de la disputada competición urbana bajo los últimos rayos de sol de este 2017. «Terminamos justo a tiempo, antes de que empezara a llover», bromearon los organizadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos