El Comercio

Una victoria ante un futuro rival en la despedida de Lisboa

Dani Pérez marca una jugada ante la atenta mirada de Mikel Úriz.
Dani Pérez marca una jugada ante la atenta mirada de Mikel Úriz. / U. F. B. O.
  • El Unión Financiera logró la tercera posición en el Torneo del Benfica al superar con claridad al Palma Air Europa

A ocho días del arranque de la liga en Ourense, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo logró una nueva victoria en la pretemporada, al superar por 92-85 a uno de los que serán sus rivales en la LEB Oro, el Palma Air Europa.

Un triunfo que les permite obtener muchas conclusiones. La primera, que la plantilla está en un buen momento de forma, al mostrar una rápida recuperación del partido exigente ante el Libolo. La segunda, que la adaptación de Felipe dos Anjos a su condición de pívot titular, y la variedad que podrá disponer Carles Marco en el puesto de base, con Dani Pérez y Fabio Santana. Precisamente el canario fue uno de los artífices de la victoria.

Al igual que sucediese contra el Libolo, el Unión Financiera salió frío al encuentro. Y eso lo pagó con un parcial inicial de 2-12, aunque a diferencia de con los angoleños, la inferioridad en el marcador duró poco minutos, al llegar una respuesta carbayona, que permitió cerrar el cuarto con una ventaja de cinco puntos (22-17).

Esta diferencia siguió en aumento en el segundo cuarto, al seguir los baleares sin ver canasta, mientras que los de Carles Marco elevaban su margen por encima de los doce puntos. Desde el banquillo, Xavi Sastre intentaba meter de nuevo a sus hombres en el partido, ya que tan sólo Mikel Úriz, Joan Carles Biviá y Asier Zengotitabengoa, lograban mantener aun viva la esperanza de remontada, al mantener la desventaja en los 12 puntos (49-37).

En la reanudación, el Palma Air Europa logró acercarse en el electrónico, pero la tarde era para los ovetenses, quienes con otro arreón de juego, a base de un buen trabajo en defensa, y con muchos puntos sobre la pintura, dejaron listos para sentencia el partido.

Los baleares a pesar de iniciar el último cuarto con una desventaja de 12 puntos, no quisieron tirar la toalla, y lucharon por la victoria hasta el final. Pero los de Oviedo no dejaron escapar un partido que dominaron desde el primer cuarto.

Mikel Úriz fue el máximo anotador del partido con 20 puntos, mientras que en el cuadro carbayón, Drew Windler logró 19 puntos, 15 de ellos desde el perímetro.