El Comercio

BALONCESTO

Una ACB impar arranca bipolar y sin producto nacional

  • Golpeada por la fuga de estrellas españolas a la NBA y por la ausencia de producto nacional, la Liga Endesa sigue presumiendo de ser la mejor de Europa

Un mes y una semana después de que el baloncesto español se colgase el bronce y la plata en los Juegos de Río, hoy se inaugura la Liga Endesa, que, aunque intentará aprovechar el tirón de los éxitos olímpicos, esta temporada será impar (17 equipos), sigue sin apartarse de la bipolaridad (Real Madrid y Barcelona) y estará plagada de jugadores extranjeros. Golpeada por la fuga de estrellas españolas a la NBA y por la ausencia de producto nacional, con lo que ello supone de falta de identificación de los aficionados con sus equipos, la Liga Endesa sigue presumiendo de ser la mejor de Europa, pero corre peligro de perder interés y estrellarse.

Con sólo el 29% de jugadores nacidos en España, menos que nunca en la ACB, los dos grandes favoritos de siempre y una competición en la práctica cerrada -sin ascensos y descensos, consecuencia de un canon desproporcionado-, la Liga tampoco será abierta para los espectadores, aunque en esta ocasión pretende relanzarse con la novedad de retransmitir todos los partidos en directo por televisión (Movistar). Así, pese a una mayor calidad y el despliegue, irá acompañada de un notable descenso en las audiencias.