El Comercio

Andrea Malanda.
Andrea Malanda. / JOSE PRIETO

El Adba roza el triunfo en su debut liguero frente al Joventut Les Corts

  • El conjunto avilesino, castigado físicamente, perdió el choque en la última jugada de un partido con alternativas

El Adba se quedó muy cerca de iniciar la temporada con victoria en su visita al Joventut Les Corts barcelonés (62-60). El equipo avilesino compitió a buen nivel durante todo el partido y los puntos se quedaron en casa en la última jugada, cuando Andrea Malanda, que una vez más fue la más destacada del equipo de Pepe Vázquez, no acertó con un lanzamiento claro, algo que sí hizo en su momento el conjunto barcelonés, aprovechando sus buenos números reboteadores.

El día no comenzó nada bien para el Adba. El plan del equipo era salir hacia el aeropuerto de Ranón en autobús a las siete de la mañana, llegar a Barcelona, comer, descansar en un albergue y disputar el choque a las 16.30 horas. Sin embargo, un retraso de tres horas en el vuelo hizo que las avilesinas llegasen muy justas a la ciudad condal, algo que influyó en la condición física y mental de las jugadoras a la hora de afrontar un partido complicado. Para más inri, la francesa Rudiane Eduardo llegó entre algodones al choque por una gastroenteritis contraída la noche del viernes.

Por todo ello, el juego y la garra desplegada por el Adba en Barcelona no hace más que honrar a una plantilla que sigue trabajando duro para crecer partido a partido. El de ayer no comenzó demasiado bien para las de Pepe Vázquez, que se fueron rehaciendo hasta merecer el triunfo. Después de un segundo cuarto muy positivo, el Adba se fue al descanso un punto arriba en el electrónico (34-35), algo que invitaba al optimismo a una expedición local que necesitaba una alegría después de la odisea vivida en el viaje.

Sigueron las buenas sensaciones visitantes tras el descanso, con diferencias de entre dos y cinco puntos, aunque el Adba nunca consiguió irse en el marcador, principalmente al conceder demasiados segundos tiros en los rebotes, y también por la juventud de la plantilla avilesina, que en ocasiones deriva en malas decisiones a la hora de gestionar los tiempos de un partido.

Aun así, las chicas de Pepe Vázquez finalizaron el tercer cuarto tres puntos arriba, por lo que restaban diez minutos para aguantar y traerse el primer tirunfo del curso para Avilés. Sin embargo, sería el Joventut Les Corts el encargado de llevarse el gato al agua en el periodo definitivo. Un parcial de 16-11 hizo posible la victoria catalana y el Adba regresó en el día a la ciudad de vacío, después de un día muy complicado pero que a la vez invita al optimismo por las prestaciones mostradas por parte de las jugadoras.

Además de Andrea Malanda, rindieron a buen nivel Eva Rupnik y Piki. Rudiane Eduardo firmó siete puntos, dos rebotes y cuatro asistencias, números nada desdeñables teniendo en cuenta en qué condiciones físicas afrontó el partido. Tatjana Zivanovic todavía está cogiendo el ritmo de competición y cabe destacar el debut de la base junior de 16 años María Zardaín, que disputó doce minutos.