El Comercio

El técnico Carles Marco.
El técnico Carles Marco. / Á. P.

La LEB Oro vuelve a Pumarín

  • El Unión Financiera recibe en su primer encuentro como local al Calzados Robusta con sabor de venganza

Lejos en el tiempo queda ya la fecha del 24 de abril. Ese día el Unión Financiera Baloncesto Oviedo afrontó su último partido de la temporada 2015-16 en el 'fortín' de Pumarín, el segundo encuentro de la serie de los cuartos de final de los 'play off' de ascenso a la ACB ante el Peñas Huesca.

Hoy, más de cinco meses después, el Polideportivo Municipal de Pumarín volverá a vivir, a partir de las 18.30 horas, un partido oficial de la LEB Oro. Los ovetenses recibirán al colista de la categoría, el Calzados Robusta, nueva denominación del Club Baloncesto Clavijo.

El equipo que dirige Carles Marco llega con la moral reforzada tras el triunfo en su estreno liguero ante el Ourense. Un partido en el que, a pesar del resultado final, tuvo un claro dominio de los ovetenses. Además, el conjunto carbayón se alzó esta semana con la victoria en la final de la Copa Principado (101-50) ante el Pozo Sotón BVM 2012, en la que Marco tuvo la oportunidad de realizar pruebas de cara al partido de esta tarde.

El Calzados Robusta aterriza en Oviedo como farolillo rojo de la LEB Oro, tras perder en su estreno en casa por 87-109 ante el Cafés Candelas Breogán Lugo. Los riojanos, con el coruñés Antonio Pérez Cainzos al frente del banquillo, buscarán resarcirse de ese mal comienzo en una cancha que siempre se les ha dado bien. De sus cuatro visitas oficiales al Polideportivo de Pumarín, tres en LEB Oro y una en LEB Plata, se llevaron el triunfo en tres de ellas. Los ovetenses tan solo en la temporada 2013-14 pudieron alzarse con la victoria ante su afición en un enfrentamiento que se resolvió por la mínima (76-75).

De los ocho duelos ligueros entre ambos conjuntos, el OCB se llevó la victoria en dos ocasiones. Pero aún se recuerdan las duras derrotas de la pasada campaña, en la que los carbayones sucumbieron por 92-64 en su visita al Palacio de los Deportes de la Rioja y por 59-73 en el encuentro de Pumarín.

Pérez Cainzos mantiene gran parte del bloque de la pasada temporada, en el que repiten cinco hombres: Adrián Laso, Alejandro Reyes, Carles Bravo, Babatunde Olumuyiwa y el capitán Alberto Ruiz de Galarreta, quien ante el Lugo fue el mejor de su equipo.

Para esta campaña el Clavijo se reforzó con un experto en la categoría como el base barcelonés Enric Garrido, quien inició su octava temporada en la LEB Oro. Garrido llegó procedente del Planasa Navarra, aunque previamente militó en el Melilla y el Palencia.

Junto al barcelonés, otro repetidor en la segunda categoría del baloncesto nacional es el pívot ucraniano Volodmyr Herun, quien jugó el año pasado en el Lleida.

Con experiencia en la ACB, el joven base Alberto Martín se unió a los riojanos para dar aire fresco a la plantilla. El madrileño se formó en las categorías del Canoe y el Real Madrid, desde el cual dio el salto al UCAM Murcia, con el que jugó las dos últimas temporadas en la máxima categoría.

Sin Hernández-Sonseca

Por parte del Unión Financiera y al igual que se vio en el partido del martes ante el Pozo Sotón, Carles Marco podrá contar con todos sus hombres, a excepción del madrileño Edu Hernández-Sonseca, quien se encuentra en la última fase de recuperación de la lesión que le tiene fuera de las pistas desde principios de septiembre.

Uno de los principales focos de atención por parte de la grada será ver la actuación del sueco Johan Löfberg, quien en este comienzo de temporada se ha destapado como el fichaje estrella y que promete dar mucho que hablar a lo largo del año. Del mismo modo que el alero, el joven pívot brasileño Felipe dos Anjos es otra de las gratas sorpresas de la pretemporada.