El Comercio

Gonzalo Vega posa con un balón de baloncesto en el polideportivo Jardín de Cantos.
Gonzalo Vega posa con un balón de baloncesto en el polideportivo Jardín de Cantos. / MARIETA

«Teníamos muchas ganas de volver»

  • «Hemos recuperado a jugadores importantes como Pioto, Javi Rubio o Héctor, aunque el objetivo no es otro que la permanencia»

  • Gonzalo Vega, técnico del Garmat Avilés, analiza el regreso a la competición del conjunto local

Después de un año en blanco por motivos tanto económicos como de lesiones y problemas de salud, el Garmat Avilés regresa esta temporada a la competición y su primera toma de contacto tendrá lugar mañana en el polideportivo de Jardín de Cantos, cancha habitual de juego y entreno de los locales. El equipo avilesino organiza la vigésimo segunda edición del Torneo Villa de Avilés y la competición será un triangular entre el conjunto anfitrión, Vigo y Palencia.

La liga se inicia dentro de dos semanas, pero «en la primera jornada nos toca descansar y no empezaremos hasta dentro de tres», explica Gonzalo Vega, técnico del equipo avilesino las últimas temporadas, con permiso del año en el que Juan Bedia ejerció como primer entrenador. «De cara a l regreso recuperamos a jugadores importantes como Javi Rubio o Pioto, además de Héctor, que la temporada pasada jugó con el Ferrol en División de Honor y viene de jugar y entrenar con más intensidad, pues es una categoría en la que se mueve más dinero», asegura.

Dentro del grupo norte de Primera Nacional, en el que militan seis equipos, el objetivo del Garmat Avilés «no es otro que la permanencia. Si quedas abajo en la liga y ascienden equipos del norte del país te pueden cambiar para los grupos este o sur y eso es un hándicap a nivel económico, que fue lo que nos ocurrió el año pasado. De esa forma, queremos ganar la mayor cantidad de partidos posible para estar en una posición tranquila».

Y es que «estar arriba es difícil. Los dos primeros juegan la fase de ascenso y en el grupo hay equipos muy potentes como Burgos, que el año pasado ascendió a División de Honor, aunque acabó renunciando y seguirá en la categoría. El CAI de Zaragoza también tiene una buena plantilla y del mismo modo el Vigo, al que mediremos este fin de semana en el Villa de Avilés». Lo peor, «que somos pocos equipos y habrá descansos largos».

Después de un obligado parón, Gonzalo Vega no oculta que «la gente está muy animada y con ganas de retomar la competición. La temporada pasada seguimos entrenando dos días a la semana, pero éramos poca gente y cuando no tienes el acicate de la competición no es lo mismo. Venimos de un año de transición que había que pasar y a la gente habitual, que demostró su pasión por este deporte, se han unido regresos que nos darán un plus».

Una de las jugadoras del equipo es Carmen Abella, internacional con España en las categorías inferiores. «Este año pasará a la categoría absoluta al ser mayor de edad y ojalá puedan seguir llevándola. Es una jugadora de futuro, la veo motivada y ojalá pueda mostrar sus condiciones este año en lo que será una exigente temporada para nosotros».