El Comercio

El poderío físico decidió en Vigo

Andrea Malanda, Claudia Alonso y Carmen Ortiz cierran el paso a Ylenia Manzanares.
Andrea Malanda, Claudia Alonso y Carmen Ortiz cierran el paso a Ylenia Manzanares. / ATLÁNTICO DIARIO
  • El Víctor Antuña Adba cae ante un Celta que se impuso por ser más duro y dominar el rebote

A la tercera tampoco fue la vencida y el Víctor Antuña Adba no pudo estrenarse a domicilio tras cer en su visita al Celta Zorka vigués (69-59) en un partido muy físico y en el que se impuso la mayor dureza de las locales, sobre todo a la hora de ir a los rebotes, con 47 capturas por 25 de las avilesinas, lo que supone 22 posesiones más.

El conjunto de Pepe Vázquez no le perdió la cara al partido a pesar de pecar de cierta blandura en defensa, lo que acagó pagando el Adba ante un Celta que llevó el juego a su terreno con un juego de poco ritmo y muy físico. Los parciales fueron en todo momento igualados, tanto en el primer tiempo (39-35) tras ganar las avilesinas el primer cuarto y perder el segundo. La renta viguesa se ensanchó al final del tercer parcial hasta los ocho puntos, pero en el definitivo las diferencias se redujeron a cuatro puntos. El Adba estuvo el partido hasta que la fuerza del Celta y las eliminaciones de Mandic y 'Piki', que se habían cargado de faltas al principio, acabaron por decantar la balanza en los dos minutos finales del choque. Pepe Vázquez extrajo una lección clara del encuentro de Vigo: «Para ganar fuera de casa a rivalescon aspiraciones como es el Celta hay que ser más duras».