El Comercio

Un paseo por la Luna como terapia

El jugador del Oviedo Baloncesto en plena recuperación con la máquina antigravedad.
El jugador del Oviedo Baloncesto en plena recuperación con la máquina antigravedad. / OCB
  • El pívot Hernández-Sonseca utiliza una máquina antigravedad en su recuperación

Uno de los grandes movimientos del mercado de la LEB Oro durante la pretemporada fue el fichaje de Edu Hernández-Sonseca por el Unión Financiera Baloncesto Oviedo. El pívot madrileño, uno de los jugadores más relevantes de la segunda categoría del baloncesto, se incorporaba al proyecto de Carles Marco para aportar su experiencia y veteranía a una renovada plantilla.

Hernández-Sonseca cubría en parte la marcha de Diego Sánchez, como hombre clave para los momentos decisivos de los encuentros, así como para reforzar el juego interior del equipo y servir como maestro del joven brasileño Felipe Dos Anjos. Pero todos esos planes se truncaron a comienzos del mes de septiembre, cuando el madrileño sufría una fractura del segundo metatarsiano del pie izquierdo, que le obligaba a frenar de golpe.

Desde un principio, el club no se quiso marcar plazos de recuperación, porque querían esperar a la evolución del jugador, sin forzar su vuelta, para evitar así males mayores en el futuro.

En la semana previa al arranque de la competición liguera en Orense, el pívot de 2,12 metros y 33 años se sometió a unas pruebas, y esperaba su retorno a las canchas para mitad del mes de octubre, aunque su debut oficial con la camiseta azul todavía no se llegó a producir.

Por este motivo, el jugador está realizando un trabajo específico de recuperación, en el que se ejercita en una máquina antigravedad, indicada para la rehabilitación de lesiones en las extremidades inferiores y con la que Hernández-Sonseca puede realizar trabajos con hasta un 20% de su peso corporal.

Este tratamiento de los servicios médicos del OCB, y que se desarrolla en la Clínica Manuel Barreto, intenta evitar males mayores en la zona dañada del pie e impedir un efecto sobre el resto de tejidos y articulaciones del tren inferior.

Con este trabajo se espera poder recuperar en el menor tiempo posible al experto pívot y dar así una mayor libertad a Carles Marco a la hora de definir su juego interior, a pesar del gran arranque liguero de Felipe Dos Anjos, quien precisamente fue el pasado sábado el MVP del encuentro, en el que los ovetenses se impusieron al hasta en ese momento líder invicto de la categoría, el Actel Força Lleida.