El Comercio

Löfberg y Dos Anjos tratan de frenar la entrada a canasta de Josep Franch.
Löfberg y Dos Anjos tratan de frenar la entrada a canasta de Josep Franch. / EL PROGRESO

Tiene que ser cosa de meigas

  • El equipo carbayón, falto de ideas en ataque, se vio a remolque del Breogán durante todo el encuentro

  • El Unión Financiera continúa sin saber lo que es ganar en sus visitas a Lugo

La visita del Unión Financiera Baloncesto Oviedo al Pazo Provincial Dos Deportes de Lugo volvió a deparar el mismo resultado que en las tres anteriores ocasiones: un triunfo a favor del Cafés Candelas Breogán Lugo por 95-78.

El conjunto que dirige Natxo Lezkano dejó patente su condición de mejor ataque de la LEB Oro. El Breogán volvió a superar su media anotadora de 91 puntos en una tarde en la que los hombres del Unión Financiera fueron a remolque durante los 40 minutos.

Lo único positivo del partido para los carbayones fue el debut de Edu Hernández-Sonseca, quien tras dos meses fuera de las canchas disputó sus primeros minutos con la camiseta azul.

La participación del pívot madrileño sirvió como revulsivo para sus compañeros y desatascó el juego interior. Un juego interior que fue bien defendido por los lucenses, quienes agobiaron a Felipe dos Anjos.

Desde el primer minuto se hizo patente que no iba a ser una tarde fácil para los intereses carbayones, puesto que el Breogán les endosó un parcial de 10-1 a los cinco minutos de juego del cuarto inicial.

Con un Unión Financiera muy errático en el ataque, falto de poderío en el juego interior, la primera canasta en jugada llegó de la mano de Fabio Santana a los 6 minutos para situar el electrónico el 12-3.

Vista la sangría por parte de los locales, que llegaron a disfrutar de una renta de 11 puntos (18-7), el técnico catalán, Carles Marco, cambió de estrategia y dio entrada a Mouhamed Barro en lugar de Dos Anjos.

Esto pareció tener su efecto positivo, ya que, a pesar de no lograr reducir la desventaja, permitió al equipo asturiano jugar con más fluidez, aunque finalizó el cuarto con tan sólo 10 puntos.

Dos triples del Breogán nada más comenzar el segundo cuarto obligaron a Marco a pedir un tiempo muerto antes de que se cumpliese un minuto de juego. La diferencia se había ido hasta los 16 puntos.

La lucha de Barro sobre la pintura y la llegada de los primeros puntos de Johan Löfberg hicieron que la diferencia se situase en doce puntos.

Con un tiempo muerto de Lezkano, Carles Marco aprovechó para hacer debutar a Hernández-Sonseca, quien con su presencia en cancha descolocó a la defensa local y dio un aliento fresco al juego interior. Por un momento parecía posible la remontada ovetense, ya que se rompió la barrera de los diez puntos de desventaja en una jugada de cinco puntos del pívot madrileño, tras una antideportiva del Lugo. Pero todo fue un espejismo, ya que un nuevo arreón local, con un parcial de 7-0, hizo que se fueran al descanso con 47-35 en el marcador.

Tras la reanudación, se vivieron momentos de alternancias de dominio, con unos primeros minutos de claro color gallego, pero que tuvieron su respuesta por parte del Unión Financiera con los primeros puntos de Drew Windler, a 4 minutos para el final del cuarto. Esto hizo que el marcador se apretase hasta los siete de ventaja para el Lugo, con los que se llegó al último cuarto.

Pero a la hora de la verdad, la historia del partido no cambió y con un parcial de 10-2 los lucenses dejaron visto para sentencia el encuentro.

Nuevamente el gran trabajo de Mouhamed Barro, quien no jugó ningún minuto del tercer cuarto, le dio una bola extra al Unión Financiera al situarse a seis puntos (71-65). Pero el desacierto en ataque que acompañó a los ovetenses a lo largo de la tarde impidió una remontada heroica. De esta manera, el Unión Financiera suma la tercera derrota de la temporada, todas ellas fuera de su feudo. El equipo carbayón se sitúa décimo en la tabla, a dos triunfos de los líderes, Actel Força Lleida y Leyma Coruña.

Sin tiempo para digerir la derrota, Carles Marco deberá recuperar la moral de sus jugadores para afrontar una semana importante en la que tendrán dos compromisos. El martes, a partir de las 20.45 horas, ante el Magia Huesca, y el sábado, desde las 19 horas, ante el CB Prat, ambos en el fortín de Pumarín.