El Comercio

Carles Marco.
Carles Marco. / MARIO ROJAS

El Unión Financiera se agarra a su fortín

  • Los ovetenses reciben al Huesca con el propósito de mantener su imbatibilidad en casa

Por segunda ocasión esta temporada, la LEB Oro afronta una nueva jornada intersemanal. Una fecha en la que el Unión Financiera Baloncesto Oviedo disputará esta tarde (20.45 horas) el primero de los dos encuentros de la semana, en el Polideportivo Municipal de Pumarín.

Tras la derrota del sábado en Lugo, los hombres de Carles Marco buscarán ante el Magia Huesca el quinto triunfo de la temporada, con el que, además de mantener su imbatibilidad en casa, intentarán escalar posiciones en la tabla. El balance de los ovetenses es de cuatro triunfos y tres derrotas, mientras que su rival de esta tarde es duodécimo, con solo dos victorias en su casillero.

El encuentro tendrá aires de revancha tras lo que aconteció la temporada pasada, en la que los oscenses eliminaron a los carbayones en los cuartos de final de los 'play-off' de ascenso a la ACB. En esa eliminatoria, el Huesca pasó de ronda, tras vencer por 3-1 al conjunto de la capital del Principado, tras ganarle los dos encuentros disputados en Pumarín y el segundo en su feudo.

A ello hay que sumarle que el conjunto que dirigía Joaquim Costa le tenía tomada la mano al Unión Financiera. Puesto que en los dos enfrentamientos ligueros de la pasada campaña, los partidos se decantaron a favor del conjunto verde.

Aun rondará en la memoria de la afición carbayona el partido de Pumarín, en el que el Huesca infringió la mayor derrota como local de los de Carles Marco, al perder por 60-83.

Para esta nueva andadura liguera, el equipo aragonés cuenta con un nuevo entrenador, el salmantino Sergio Jiménez, quien no comenzó con buen pie su etapa en el banquillo oscense, al encadenar cuatro derrotas consecutivas. Pero sus victorias ante el Palma Air Europa y Cafés Candelas Breogán Lugo parecían remontar el vuelo de los aragoneses, hasta que este fin de semana, el que fuera equipo de Jiménez el pasado año, el Sáenz Horeca Araberri, truncó su racha triunfal, al imponerse por 79-81, en su visita al Palacio Municipal de los Deportes de Huesca.

En su estreno en el equipo, el ex-ACB Albert Fontet es el responsable de liderar una plantilla renovada durante el periodo veraniego, en la que solo repiten dos hombres, el alero Jorge Lafuente y el pívot Marcos Portalez. Fontet, formado en la cantera del Barcelona, jugó durante cuatro temporadas en la máxima categoría con el CAI Zaragoza. El pívot es un referente en el juego interior, lo que le permite liderar las estadísticas anotadoras y reboteadoras de su equipo y contar con la mejor valoración de todo el vestuario. El tarraconense promedia 11,9 puntos y seis rebotes, con una valoración media de 16,7 tantos.

El ala-pívot Andrija Simovic es el segundo máximo reboteador del equipo, con una media de 5,7, a la que suma también 9,9 puntos, el 26% desde el perímetro, y permite a Sergio Jiménez contar con una alternativa a su juego habitual. La batuta recae en el quinto mejor asistente de la Liga, Jokubas Gintvainis. A sus 22 años y en su debut en la Liga española es una de las promesas de futuro y promedia 11,4 puntos, 1,9 rebotes y 4,6 asistencias en los más de 28 minutos que está sobre la pista. Junto a Gintvainis, otro de los cerebros del equipo oscense es el escolta guipuzcoano Mikel Motos, que disputó las tres últimas temporadas en la ACB.

Hernández-Sonseca, tras disputar sus primeros minutos de la temporada en Lugo, en los que logró desatascar el ataque del Unión Financiera, podrá debutar ante su afición en Pumarín. El pívot madrileño, a pesar de no estar al cien por cien, disfrutará de más minutos de juego y tanto Dani Pérez como Lofberg deberán repetir sus grandes actuaciones para lograr el quinto triunfo de la temporada.