El Comercio

Al Cronistar solo le vale la victoria ante el Colindres

El Cronistar Base Oviedo regresa al polideportivo de Vallobín para enfrentarse al Colindres cántabro (18.30 horas) en la novena jornada del grupo B de la Liga de Primera División masculina, tras el sabor agridulce del último encuentro ante el Sanse. En ese partido, los de Falo Méndez dominaron el choque, tanto en la cancha como en el marcador, durante gran parte del mismo, aunque al final fueron incapaces de rematar la faena.

El encuentro de hoy es uno de esos duelos que los ovetenses tienen marcado en rojo en el calendario. La razón se fundamenta en que hay que ganar si se quiere conseguir el objetivo de la permanencia sin agobios.

El equipo cántabro es un recién llegado a la categoría y su adaptación a la competición no le está resultando fácil. Con tan solo una victoria y un empate en las ocho jornadas disputadas hasta el momento, ocupa la penúltima plaza en la clasificación con solo dos puntos menos que los ovetenses, por lo que una victoria de los locales abriría un hueco importante con la zona de descenso.

En lo deportivo, el conjunto azul sigue sin contar con novedades en cuanto a la recuperación de los jugadores lesionados desde el comienzo de la competición y que, sin su concurso, merman en gran medida la capacidad competitiva del Cronistar. Los carbayones marcan diferencias en la mayoría de sus encuentros, pero acaban los partidos desfondados y desperdiciando ventajas en el electrónico y puntos en su casillero.

El encuentro será dirigido por los colegiados madrileños Rubio Díaz y Moreno Suárez. La entrada al recinto tendrá un precio único de cinco euros, accediendo de manera gratuita los menores de doce años.