El Comercio

Fabio Santana y Johan Löfberg, en Pumarín.
Fabio Santana y Johan Löfberg, en Pumarín. / ÁLEX PIÑA

El primer asalto al liderato

  • El Unión Financiera pone en juego su fortaleza en Pumarín ante el líder de la LEB Oro

En su mejor arranque liguero desde que milita en la LEB Oro, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo tendrá la oportunidad esta tarde -18.30 horas- de asaltar la primera posición liguera. Para ello deberá vencer al Retabet.es GBC en el polideportivo municipal de Pumarín.

El conjunto ovetense llega a este encuentro tras romper la semana pasada en Castellón su maleficio fuera de casa, donde no vencía desde la jornada inaugural. Esa victoria, más las logradas en Pumarín ante el Huesca y El Prat, permiten a los azules ser uno de los seis conjuntos que se encuentran al acecho del liderato, que ostenta el cuadro del Retabet.es.

Esta será la segunda ocasión en la temporada en la que un líder en solitario visita la cancha de municipal ovetense. La primera vez lo hizo, el 29 de octubre, en la sexta jornada, el Actel Força Lleida, que cayó por 88-84 ante el cuadro de Carles Marco. Una circunstancia, que en el caso de repetirse esta tarde, situaría al Unión Financiera como colíder de la LEB Oro, tras el primer tercio de competición.

El cuadro donostiarra vuelve nueve temporadas después a la segunda división del baloncesto nacional, tras su paso por la ACB, de la cual descendió la pasada campaña y a la que aspira volver por la vía rápida.

Los jugadores de Porfirio Fisac encabezan la tabla con un balance de ocho victorias y dos derrotas. El equipo, además, cuenta con la mejor defensa de la competición al ser el conjunto que menos puntos encaja por partido (66).

Tras su última derrota, que supuso una gran sorpresa (73-58 en su visita al Cáceres), los de Fisac encadenaron tres victorias consecutivas ante rivales directos por el ascenso: el Palencia, Lleida y Lugo, estos dos últimos siendo líderes de la competición en el momento de medirse a los guipuzcoanos.

Con una plantilla totalmente renovada este verano, en la que se encuentra un viejo conocido de la afición carbayona como el alero Lander Lasa, la base del juego vasco recae en tres pilares: el ala-pívot norteamericano Michael Carlson, el base navarro Ricardo Úriz, y el pívot lituano Tautvydas Slezas.

Carlson es el exponente ofensivo de los donostiarras. Tras su paso las dos últimas campañas por el Cocinas.com, este año despuntó con un promedio de 13,8 puntos por encuentro, el 37% de los mismos desde el perímetro, muestra de la versatilidad del ala-pívot americano para anotar tanto en el juego interior como exterior. Además, es el hombre que más minutos está sobre el parqué (28). También aporta trabajo en defensa (4,3 rebotes por partido).

En esta faceta es en la que precisamente destaca el lituano Slezas, quien ocupa el tercer puesto en el ránking reboteador de la LEB Oro al promediar 8,2 por encuentro. El pívot dio el salto a la ACB la pasada temporada con el Bilbao Basket durante el mercado invernal, tras iniciar el año en el Cáceres de la LEB Oro.

En su vuelta a la segunda categoría del baloncesto nacional, Slezas fortalece el juego interior con sus rebotes, así como con los puntos, ya que aporta una media de 8,5 por partido, así como 2,2 rebotes.

Ricardo Úriz también regresa a la LEB Oro tras su paso por la ACB, en la que compitió las últimas ocho temporadas: en su conjunto actual, Valladolid, Canarias, Tenerife y Fuenlabrada. El navarro es, tras Carlson, el jugador que más minutos disputa, veintisiete y medio, y el que más puntos anota, diez, además de firmar 3,1 rebotes y 3,7 asistencias de media.

'Efecto Pumarín'

Se dan todos los factores para que la tarde de hoy vuelva a ser mágica en el feudo ovetense. Por ello, los jugadores azules piden el apoyo a su afición para invocar el tan temido 'efecto Pumarín' que todos los conjuntos de la LEB Oro sufren en sus visitas a la capital del Principado. Y, con ello, poder mantener una efectividad como locales que les ha llevado a ganar los cinco encuentros que se han disputado hasta la fecha en Oviedo, además de auparse al liderato de la tabla y poder soñar con la disputa de la Copa Princesa.

Carles Marco tendrá la única ausencia del escolta Víctor Pérez. El capitán sevillano continúa con el proceso de recuperación de la lesión que le mantiene fuera de las pistas desde hace un mes.