El Comercio

Al Gijón Basket le sobran cuatro minutos en Betanzos

La suerte continúa esquivando en su debut en la Liga EBA al Gijón Basket, que ayer sufrió en Betanzos una derrota tan dolorosa como engañosa. Los de Chus Poves cuajaron uno de sus mejores partidos en lo que va de temporada y bien pudieron llevarse la victoria ante uno de los equipos punteros de la categoría. El resultado no pudo ser más cruel.

El reloj pareció pararse para los gijoneses a cuatro minutos del final de forma inexplicable. En ese momento el marcador reflejaba un 67-67 y todo hacía indicar que la victoria no quedaría resuelta hasta las últimas jugadas, pero no fue así. El Santo Domingo rozó la perfección en esos últimos compases, con un porcentaje de acierto cercano al cien por cien en sus lanzamientos, mientras que el Gijón Basket veía cómo el aro escupía todos sus intentos por neutralizar la ventaja que iba adquiriendo su rival. La racha fue de 16-0 para los locales.

Con esta derrota, el Gijón Basket continúa en la zona baja de la tabla. El derbi del sábado ante el Villa de Mieres se presenta crucial.