baloncesto

Asalto al liderato de la LEB Oro

fotogalería

Paul Jesperson lanza a canasta durante el entrenamiento ante la mirada de Víctor Pérez y Barro. / ÁLEX PIÑA

  • El Unión Financiera visita la inexpugnable cancha del José Antonio Gaska con el objetivo de recuperar el primer puesto

La vigesimoctava jornada de la LEB Oro vivirá esta noche (21 horas) en el Polideportivo José Antonio Gaska el encuentro estelar del fin de semana, con la visita del Unión Financiera Baloncesto Oviedo al Retabet.es GBC. El primer y el segundo clasificado de la segunda división del baloncesto nacional se enfrentan con el liderato de la categoría en juego.

Los ovetenses, que sufrirán una semana más la ausencia por lesión del base balear Agustí Sans, llegan a este duelo con la moral reforzada tras sobreponerse al bache de juego que les llevó a sufrir la peor racha de la temporada. Los últimos triunfos, logrados de manera cómoda ante El Prat y Castelló, permiten al conjunto de Carles Marco pensar en el asalto a la tan temida cancha donostiarra, que se erige como el fortín de la LEB Oro. «Es un placer jugar en pabellones como Gasca», indica el técnico ovetense, quien reconoce la complejidad de lograr un triunfo en el mismo. «Solo han perdido un partido y fue al principio de Liga, por lo que es un reto bonito», señala Marco en referencia a la derrota del Guipuzkoa en la cuarta jornada liguera ante el Ourense.

Los donostiarras no presumen de un gran ataque, al ser el quinto equipo de la Liga que menos puntos anota por encuentro. Una faceta que contrarrestan con la mejor defensa de la competición, al recibir una media de 71,6 puntos en contra.

«Va a ser un partido muy difícil, pero tenemos ganas de jugarlo y queremos hacerlo lo mejor posible y competir para tener alguna opción de ganar», apunta el técnico de los ovetenses, quien ya disfrutó de las mieles del triunfo en la primera vuelta. Ese encuentro se guardará en el libro de oro del club carbayón, no por su resultado, 72-64, si no por lo que trajo consigo esa victoria.

Los carbayones alcanzaron por primera vez en sus poco más de diez años de historia el liderato de la LEB Oro. En aquel partido, el trabajo en el juego interior de Edu Hernández-Sonseca, la efectividad de Johan Löfberg y el que fuese MVP de la tarde, Miquel Salvó, encarrilaron el triunfo de los ovetenses, pese a una reacción de los vascos en el último cuarto, que tuvieron a Michael Carlson como su mejor hombre.

Precisamente el ala-pívot norteamericano es el puntal del cuadro que dirige Porfirio Fisac. En su tercera temporada en la categoría de Oro, Carlson es el cuarto jugador que más puntos anota de toda la segunda división del baloncesto nacional, con una media de 16,3 por encuentro. Sus 2,06 metros le permiten ganar la batalla en la pugna por los rebotes, donde cuenta con un promedio de cinco por encuentro, lo que le lleva a acumular la mejora valoración de toda la plantilla.

El mejor ayudante del norteamericano es el base Ricardo Úriz, quien se encarga además de marcar las pautas de juego de los guipuzcoanos. En su vuelta a la categoría, tras varias campañas en la ACB, el navarro presenta unas cifras de 10,1 puntos, 2,8 rebotes y 4,6 asistencias de media en los más de 26 minutos que disputa por encuentro.

La efectividad defensiva del líder de la categoría viene motivada por el trabajo del lituano Tautvydas Slezas y el barcelonés Joan Pardina.

Pase lo que pase esta noche, Carles Marco lo tiene claro: «No queremos pensar más allá, todos los partidos que quedan son muy difíciles, y hay que afrontarlos como si fueran una final».