El Comercio

Examen con los deberes hechos

El ala-pívot Mouhamed Barro 'vuela' para machacar el aro en el entrenamiento de ayer.
El ala-pívot Mouhamed Barro 'vuela' para machacar el aro en el entrenamiento de ayer. / ÁLEX PIÑA
  • El Unión Financiera quiere despedirse en la Liga de su afición con la decimocuarta victoria en Pumarín

Con los deberes hechos a falta de dos jornadas para el final de la fase regular de la LEB Oro, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo recibe esta noche -21 horas-, en el Polideportivo de Pumarín, al Sáenz Horeca Araberri en un partido de trámite para ambos conjuntos, que lograron ya sus objetivos.

Los ovetenses, con su clasificación para los 'play off' y con la ventaja del factor cancha en todas las rondas de los mismos, dispondrán de estas dos últimas jornadas ligueras para realizar pruebas y acabar de la mejor manera posible la competición antes de afrontar las eliminatorias de ascenso. Todo ello mientras esperan que a se dilucide la lucha por la novena posición de la tabla, de la cual saldrá su rival en la primera ronda de los 'play off' de ascenso a la ACB, a la que optan el Coruña, Ourense, Melilla, Palma y Lleida.

Para el enfrentamiento de esta noche, Carles Marco contará de nuevo con la baja del capitán, Víctor Pérez, a consecuencia del golpe que sufrió en la tibia en el encuentro de hace tres semanas en La Coruña. Además, será duda hasta el último momento Dani Pérez, quien no se entrenó con normalidad durante la semana por motivo de unas molestias en su tobillo, que a punto estuvieron de no permitirle jugar en Palma.

Por su parte, el Araberri, del técnico mierense Arturo Álvarez, afronta la recta final de la temporada con los deberes hechos, tras realizar una magnífica campaña de debut en la categoría de oro, en la que, hasta el momento, suma catorce triunfos y dieciocho derrotas, que le sitúan en la decimosegunda posición de la tabla.

A pesar de no jugarse nada, los vitorianos no vendrán a Oviedo relajados, como ya demostraron la semana pasada, en la que, a pesar de tener la permanencia asegurada, superaron en el Polideportivo de Mendizorroza al Breogán Lugo (86-84), conjunto que pugna junto al Guipuzkoa y Burgos por el título de Liga.

Esta será la tercera ocasión que el Araberri visite el Polideportivo de Pumarín de manera oficial, tras los dos enfrentamientos que se vivieron en la etapa de LEB Plata, resueltos con reparto de triunfos. No obstante, en el balance global de duelos entre ovetenses y vitorianos, de los cinco partidos que disputaron, tres tuvieron triunfo asturiano, por los dos del conjunto vasco, ambos en la campaña 2011-12.

En el partido de ida en Mendizorroza, los de Carles Marco se impusieron por 75-86, a pesar de un arreón final de los locales, que a punto estuvieron de lograr la remontada, tras lograr una parcial favorable de doce puntos en el último cuarto. En aquel encuentro, Manuel Rodríguez fue el máximo anotador del mismo, con 23 puntos, y compartió el honor del MVP con el base canario Óscar Alvarado.

Precisamente el canario es, junto a Dani Pérez, uno de los bases más destacados de la categoría y ocupa, tras el catalán, el segundo puesto en el ránking de asistencias de la LEB Oro, con una media de 5,6 por encuentro. Además de esta faceta, Alvarado aporta en ataque 5,5 puntos, así como 3,8 rebotes.

Exovetenses

Arturo Álvarez puede presumir de contar en su plantilla con hasta tres MVP de la jornada. El más reciente de ellos, el escolta eritreo Johny Berhanemeskel, quien lograba este reconocimiento la semana pasada gracias a su actuación en el triunfo ante La Coruña. Junto a él, el ala-pívot Iván García y el exoviedista Zaid Hearst, este último por partida doble, fueron los otros mejores valorados de la jornada.

Precisamente Hearst y Berhanemeskel son a su vez los dos máximos anotadores de la LEB Oro, con un promedio de 20,41 y 19,27 puntos, respectivamente.

Con la visita de los vitorianos no sólo se producirá el retorno a Pumarín de Hearst, ya que también milita en sus filas el ala-pívot Nikola Cvetinovic, quien llegó al cuadro carbayón en el mercado invernal de la temporada 2014-15.

A pesar de no haber nada en juego, más que el honor de ver quién se lleva el triunfo, Carles Marco se tomará este enfrentamiento como cualquier otro, con la mente puesta en lo que llegará en dos semanas. «Vamos a intentar hacer el mejor partido posible ante un gran rival que jugará sin presión, pero espero que estemos bien y que sigamos en línea ascendente, ya que dentro de nada comienza otra Liga».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate