El Antuña Adba da la sorpresa ante Kemegal Cortegada

Ezeh, la mejor del Adba ayer, da un pase. /  PATRICIA BREGÓN
Ezeh, la mejor del Adba ayer, da un pase. / PATRICIA BREGÓN

El conjunto avilesino se lleva el triunfo en uno de sus mejores partidos de la temporada tras un último parcial de infarto

SANTY MENOR AVILÉS.

Como en los viejos tiempos, el Inmobiliaria Víctor Antuña Adba volvió a regalar un partido mágico a los espectadores que ayer acudieron al polideportivo del Quirinal, venciendo contra todo pronóstico a uno de los mejores equipos de la categoría, el Kemegal Cortegada (62-56), y además con un final de verdadero infarto, de los que hacen afición.

62 ADBA

0 CORTEGADA

Inmobiliaria Víctor Antuña Adba:
Joana Pereira (8), Sara Fraile (6), Sierra Moore (14), Noelia Pariente y Ashley Ezeh (26) -equipo inicial- Elisa Veleda (2) y Raquel Navarro (6).
Kemegal Cortegada:
Belén Mejías (7), Salomé García (13), Davorka Balic (4), Sara Gómez (20) y Andrea Ríos (4) -equipo inicial- Cristina Loureiro (3), Lorena Castro (5), Miriam García y Antía Varela.
Parciales:
8-12, 21-5 (29-17, descanso), 17-12 (46-29) y 16-27 (62-56, final).
Árbitros:
Omar González e Iyán González.
Incidencias:
un centenar de espectadores en el polideportivo del Quirinal.

El partido, vibrante y emocionante en todo momento pese a las diferencias que llegó a alcanzar el conjunto avilesino, tuvo tres partes claramente diferenciadas. En el inicio el guión que se esperaba se cumplió. Sin Piki y con una rotación de tan solo dos cambios, Elisa Veleda, jugadora del equipo autonómico, y Raquel Navarro, con la escolta Sara Fraile titular con 16 años, el Adba no estuvo acertado de cara al aro rival y el Cortegada, con lo justo, concluyó el primer cuarto por encima en el marcador (8-12).

Fue en el segundo parcial cuando entró en escena el mejor Antuña Adba de la temporada. Capitaneado, como no podía ser de otra manera, por unas excelsas Sierra Moore y Ashley Ezeh, esta última yéndose al final del encuentro a 26 puntos, el conjunto avilesino secó en ataque al gallego y aprovechó sus oportunidades de canasta para darle la vuelta al marcador e irse al descanso 29-17 arriba, ante el júbilo que se vivía en las gradas. Nadie lo podía creer. Cinco jugadoras del primer equipo arropadas por dos jóvenes se estaban 'merendando' a todo un Kemegal Cortegada.

Las diferencias, que alcanzaron los dieciocho puntos, aumentaron en un tercer cuarto que también fue para el Adba, en este caso por 17-12, llegándose al último y definitivo cuarto 46-29 a favor de las locales. Entonces, cuando todo parecía sentenciado, aparecieron fantasmas del pasado, el Cortegada se puso a presionar a toda la cancha y al Adba le entraron las dudas. Las gallegas se llegaron a colocar a un punto y, esta vez sí, las avilesinas supieron manejar la presión y completar una gesta que, aunque todavía queda mucha temporada, le deja la permanencia muy de cara.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos