El Araberri acaba con la racha ovetense

El jugador del Unión Financiera Víctor Pérez trata de lanzar a canasta, ante la oposición de un rival. /  ÁLEX PIÑA
El jugador del Unión Financiera Víctor Pérez trata de lanzar a canasta, ante la oposición de un rival. / ÁLEX PIÑA

El Unión Financiera paga su falta de acierto en el rebote ofensivo y la poca claridad en el juego interior ante un correoso rival Los vitorianos supieron gestionar mejor los ataques en los momentos decisivos del partido

HUGO VELASCO OVIEDO.

La semana trepidante del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, en la que disputó tres encuentros en siete días, se cerró con la primera derrota de la temporada ante el Sáenz Horeca Araberri por 73-78.

El conjunto dirigido por Carles Marco, que tuvo finalmente la ausencia de Tadas Rinkunas tras el golpe que sufrió en el entrenamiento del pasado jueves, evidenció algunas carencias a lo largo de los cuarenta minutos. Esto sucedió de manera especial en el rebote ofensivo, parcela en la que el equipo tan solo logró hacerse con cinco balones, y en el lanzamiento interior, en el que los ovetenses estuvieron faltos de ideas, aunque Mouhamed Barro y Óliver Arteaga (MVP del partido) volvieron a cumplir con nota en su cometido de luchar sobre la pintura.

A pesar de ello, el cuadro ovetense dominó el encuentro durante la primera mitad gracias a un gran acierto en el lanzamiento desde el perímetro, con un 7 de 11 al descanso y un 12 de 29 al final de los cuarenta minutos. Cinco de esos puntos fueron de Davis Geks y cuatro del capitán Víctor Pérez. Esta fortuna desde la línea de 6,75 metros llevó a los hombres de Carles Marco a confiarse mucho a la hora de atacar, lo que aprovechó el equipo vitoriano para darle la vuelta al encuentro en el tercer cuarto.

A la segunda mitad se llegó después de dos primeros cuartos con bastantes alternancias al frente del electrónico, pero sin que se llegaran a dar grandes diferencias. La mayor renta en la primera mitad la disfrutó el Unión Financiera en la recta final del segundo cuarto, cuando se puso diez arriba (43-33) después de un parcial de 11-0. Los de Antonio Pérez no tiraron nunca la toalla y se marcharon al vestuario cuatro puntos abajo (43-39).

Tras la reanudación, el partido entró en un correcalles con ambos conjuntos muy nerviosos. Brilló el poco juego, cerrándose el tercer cuarto con la misma renta de cuatro puntos a favor de los ovetenses (62-58).

Todo quedaba por decidirse en los últimos diez minutos y, a diferencia de otras ocasiones, la balanza se decantó en esta ocasión a favor del Araberri, que tuvo en Kedar Edwards, Federico Ucles y John Dee a sus mejores hombres. Un parcial de 3-10 para los Pérez les volvió a poner nuevamente por delante en el marcador, aunque dos canastas consecutivas de Barro cambiaron las tornas .

Con los nervios a flor de piel y una igualdad máxima, la clave estuvo en dos ataques consecutivos que falló el OCB a poco más de un minuto, con los que se hubiera puesto a un punto. Una oportunidad que no desaprovechó el Araberri.

El Unión Financiera afrontará el próximo sábado su tercer partido en Pumarín en tres semanas al recibir al Río Ourense Termal.

Más

Fotos

Vídeos