El benjamín del Unión Financiera llama a la puerta

Belemene, durante el partido ante el Manresa. /  H. ÁLVAREZ
Belemene, durante el partido ante el Manresa. / H. ÁLVAREZ

El congoleño Belemene, uno de los artífices del triunfo ante el Manresa, entra en el quinteto ideal de la LEB Oro

HUGO VELASCO OVIEDO.

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo logró el domingo un triunfo histórico ante el ICL Manresa. Por primera vez en sus trece años de historia, se impuso en un encuentro oficial a todo un campeón de la ACB y de la Copa del Rey, un hazaña más para uno de los conjuntos más humildes de la LEB Oro.

Una de las piezas fundamentales del triunfo de los hombres de Carles Marco fue el alero Romaric Belemene, quien, a sus veinte años, ya da muestras de una entereza más propia de un jugador veterano. Su acierto en el lanzamiento desde el perímetro, con tres triples después de la reanudación, permitió a los ovetenses encarrilar la remontada ante el cuadro de Aleix Durán.

La actuación de Belemene durante los 27 minutos que estuvo sobre la cancha, en los que se convirtió en el máximo anotador del equipo con 19 puntos, a los que tuvo que sumar 5 rebotes y 2 asistencias, le permitió alcanzar una valoración final de 22 tantos, tan sólo superada en el duelo ante el conjunto catalán por Jordi Trías, quien firmó un 27 de valoración. (

Ambos jugadores entraron en el quinteto ideal de la decimotercera jornada de la segunda división del baloncesto nacional, en la que el MVP de la misma fue un jugador del que será rival del Unión Financiera este domingo: el pívot del Barcelona Lassa Volodymyr Gerun, quien registró una actuación de 34 tantos de valoración en la derrota de los catalanes en La Coruña.

Desde su llegada a Oviedo durante el verano en una doble cesión del Unicaja de Málaga, en la que también se incluía a Kenan Karahodzic, y cuya finalidad era darles más minutos de juego a dos de las perlas de futuro del cuadro malagueño, Romaric se ganó el cariño de la afición tanto por sus actuaciones durante los partidos, en los que se entrega al cien por cien en cada minuto que está sobre la cancha, como por la complicidad que mantiene con la grada, a la cual suele alentar en cada encuentro.

En lo que va de la primera vuelta, el benjamín de la plantilla es uno de los jugadores que pronto se ganó la confianza de Carles Marco, quien piensa en el alero para abrir la defensa rival a través de su corpulencia en el juego interior, al igual que hacen sus habituales parejas de baile sobre el parqué: Arteaga y Mouhamed Barro.

Belemene disputó hasta el momento todos los partidos de la temporada, en los que se mantuvo sobre la cancha una media de 23 minutos por encuentro. En los mismos, el alero congoleño promedia 10,9 puntos, 4,4 rebotes y una asistencia, lo que le permiten contar con la segunda mejor valoración del Unión Financiera, sólo por detrás del tinerfeño Óliver Arteaga. Precisamente, este también precede al alero en el ránking anotador de los ovetenses en una clara muestra de la importancia del juego sobre la pintura de los de Marco.

Historia favorable

Por otra parte, el equipo ya prepara lo que será su próximo compromiso, en el que visitará tierras catalanas para medirse el domingo, a partir de las 18 horas, al Barcelona Lassa en la Ciutat Esportiva Joan Gamper de Sant Joan Despí. El filial catalán que dirige Alfred Julbe históricamente siempre se le dio bien a los intereses ovetenses, ya que de sus diez enfrentamientos previos, seis en la LEB Oro y cuatro en la LEB Plata, el balance favorece a los vigentes campeones de la Copa Princesa por un contundente 9 a 1.

Precisamente, la única victoria del Barcelona Lassa se produjo en el último duelo entre ambos conjuntos, el 28 de abril de este mismo año, con motivo de la jornada que echaba el cierre a la fase regular de la LEB Oro, en el que el filial culé se impuso por 90-82, con Volodymyr Herun como máximo anotador del partido con 24 puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos