Baloncesto

Complicado arranque liguero del BMG con rivales directos

El Gijón Jovellanos, en Primera División, arranca con dos derbis casi consecutivos contra en Oviedo y Avilés

J. L. CALLEJA GIJÓN.

El Balonmano Gijón tendrá un inicio liguero complicado al enfrentarse a rivales directos por la permanencia en una temporada en la que la segunda categoría nacional femenina contará por primera vez con tres equipos asturianos. Las blanquillas debutarán el 9 de septiembre en su feudo del Pabellón de Ceares ante el Aceitunas Olibher de Valladolid para visitar siete días después la cancha del Camargo y jugar en Vigo contra el Chapela su tercer encuentro una semana después. El Lanzarote Zonzamas será el segundo partido en casa.

El técnico Rodri Llordén, que contará con una plantilla profundamente renovada repleta de jugadoras muy jóvenes, comenta que el «comienzo será complicado, porque jugaremos contra equipos de nuestra Liga particular que también lucharán por la permanencia como Olibher, Camargo y Chapela». Al preparador del BMG le hubiera gustado «que nos hubiesen tocado los conjuntos más fuertes de mano, porque aún estamos en plena construcción del equipo y nos tocan rivales directos».

El primer derbi de la temporada se disputará el 22 de octubre en Siero y el segundo está programado para el 18 de noviembre en el Florida Arena contra el Oviedo Femenino.

Los tres últimos encuentros para el Balonmano Gijón será contra equipos que lucharán por jugar el 'play off' de ascenso a División de Honor: Oviedo, Lanzarote Puerto del Carmen y Carballal. Llordén reconoce que «será difícil la recta final de la temporada, por lo que tendremos que tener hechos antes los deberes».

El conjunto gijonés comenzará los entrenamientos de cara al nuevo ejercicio el día 1 de agosto en el Palacio de Deportes.

Por su parte, el Gijón Jovellanos, que regresa a Primera División -categoría en la que nació en 2009-, comienza la temporada en Vallobín el 16 de septiembre contra el Base Oviedo. Jugará su segundo partido en casa ante el Pinto para afrontar un nuevo encuentro de rivalidad contra la Atlética en La Magdalena siete días después. Una semana más tarde recibirá al Sanse y en la jornada siguiente rinde visita al campeón Santoña.

El técnico rojillo Sergio Cotelo califica de «exigente el comienzo de la temporada, porque tenemos dos derbis casi seguidos, nos enfrentamos a dos conjuntos madrileños y también nos toca un hueso duro como el equipo que ganó la Liga en el grupo B».

La recta final de la campaña será más asequible para el último equipo asturiano que estuvo en Asobal. El 'siete' gijonés tendrá como rival al Salamanca en su último partido en su feudo y cerrará la Liga regular en la cancha del Corrales de Buelna. Como en su primera campaña en la categoría de bronce, el objetivo jovellanista es ser el primer equipo asturiano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos