«Es una decisión que no me ha pillado por sorpresa»

«Es una decisión que no me ha pillado por sorpresa»
Carles Marco deja Oviedo con un futuro abierto. / P. LORENZANA
Carles Marco, exentrenador del Unión Financiera Baloncesto Oviedo

«Me voy con la espina clavada de no haber llegado un poco más lejos en los 'play off'»

HUGO VELASCOOVIEDO.

Lo que era un secreto a voces finalmente se hizo ayer oficial con la confirmación por ambas partes de la no continuidad de Carles Marco (Badalona, 1974) al frente del banquillo del Unión Financiera tras temporadas en el cargo.

-¿Esta era una decisión tomada desde hace tiempo?

-Yo no la había pensado. No sé el club. Eso habría que preguntárselo a ellos. Estaba muy metido en los 'play-off' y en la Liga regular. Y, una vez que termina, es cuando puedes empezar a pensar en cómo ha ido el año y el resto de temporadas, y en qué es lo mejor para ambas partes.

-¿Se planteó a lo largo de la temporada la opción de no continuar?

-Alguna vez durante el año piensas en qué es mejor o peor. Y es una decisión que no me ha pillado por sorpresa, porque fue una campaña dura. Ya llevábamos tres años, lo que supone un buen desgaste, por lo que era algo que podía pasar.

-¿Cree que de haber finalizado la temporada de otra manera el futuro hubiese sido diferente?

-Posiblemente, sí, pero no lo sé. Ni tampoco lo sabremos. Si hubiéramos subido, me hubiera gustado quedarme. Lo que ha pasado es que perdimos en cuartos. No se si hubiera cambiado algo por las dos partes de llegar a las semifinales. Cada año nos dimos un tiempo de reflexión, pensando mucho y mirando que era lo mejor para todos.

-¿Tiene ya algún proyecto?

-Todavía es muy pronto. Han terminado muy pocos equipos y pienso que tiempo habrá. Ahora mismo no hay nada de nada. Todavía hoy -por ayer- hemos hecho oficial la no continuidad en Oviedo. No me importaría decir que han llamado varios equipos, pero nada.

-¿Y la posibilidad del Manresa?

-Que yo sepa, no. Y no tengo ninguna noticia al respecto. Es un equipo que está jugando los 'play-off' y tiene muchas opciones de subir. Además acaban de fichar a un entrenador. Esto fue algo que sí me pilló por sorpresa.

-¿Qué recuerdos positivos se lleva de su estancia en Oviedo?

-El balance en líneas generales fue muy, muy, bueno. Lo mejor que hemos tenido ha sido la regularidad mostrada y el nivel competitivo del club y el equipo los tres años. Y, si además le añadimos la Copa Princesa, pues es fantástico.

-¿Y su peor momento?

-¿Momentos muy malos? Las lesiones. Posiblemente el año más duro ha sido este por cómo empezamos y por las dudas que dimos a nivel de juego, que no de resultados. Hemos acostumbrado muy bien a todo el mundo. Cuando pierdes un partido, ganas otro y vuelves a perder, o cuando caes en Pumarín ante rivales con lo que no perdiste los dos años anteriores, parece que se acaba el mundo y es un desastre, sin acordarse de dónde venimos y quiénes somos. O lo difícil que es ser durante tres años cuartos de la Liga regular. El último 'play off' también nos ha dejado mal sabor de boca, pero como lo hicieron los dos anteriores.

-¿Le ha quedado alguna espina clavada?

-Cada año dije que lo intentaríamos hacer un poco mejor. Lo hemos logrado en la Liga regular, pero no ha sido posible en los 'play off', en los que el primer año llegamos a cuartos, la temporada pasada a semifinales y este año, si hubiéramos ido un poco más lejos, no hubiera tenido ninguna espina de ningún tipo.

-¿A su llegada a Oviedo en 2014 se podía imaginar un periplo así?

-Lo podía soñar, pero no imaginar. Los sueños trabajando como lo hemos hecho se han logrado.

-¿Se arrepiente de alguna decisión?

-Arrepentido, no porque son decisiones que se toman en décimas de segundo. Que podíamos haberlo hecho mucho mejor, seguro, como toda persona en su trabajo.

-¿Cómo se le plantea el verano?

-Estoy hablando con la Federación para hacer algo, pero tampoco sé si podré ya que es inminente que me opere de la cadera, por lo que tendré que esperar a saber qué puedo hacer y qué no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos