BALONCESTO / LEB

El OCB defiende el liderato en La Coruña

Barro intenta anotar ante el tapón de Karahodzic. /  XXX
Barro intenta anotar ante el tapón de Karahodzic. / XXX

Los ovetenses buscarán la tercera victoria consecutiva en una pista en la que se impusieron en sus tres últimas visitas

HUGO VELASCO OVIEDO.

Casi sin tiempo para saborear el liderato de la LEB Oro que alcanzaron tras su triunfo el sábado en casa ante el Sammic Hostelería, el Unión Financiera Oviedo afronta esta noche (21 horas) en el Palacio de los Deportes de La Coruña, el primero de los dos compromisos que tendrán esta semana los hombres de Carles Marco.

El cuadro ovetense se mide al correoso Leyma Coruña que dirige Gustavo Aranzana y en el que milita uno de los hombres que la temporada pasada lució la elástica azul y se ganó el cariño de la afición carbayona, el pívot madrileño Edu Hernández Sonseca.

Mientras que los vigentes campeones de la Copa Princesa llegan después de la buena imagen dejada en su estreno en Pumarín y como uno de los tres equipos que suman sus partidos por victorias, el cuadro gallego viene de lograr el viernes ante el Araberri su primer triunfo de la campaña, precisamente ante su afición.

A pesar de la dificultad que siempre entraña la visita al complejo de Riazor, el Unión Financiera apela a su racha histórica, puesto que desde que Carles Marco se encuentra al frente del banquillo ovetense todos sus enfrentamientos ante los gallegos se saldaron a su favor.

De los ocho partidos ligueros en LEB Oro, tan solo el Coruña se llevó el triunfo en el primero de los mismos, el cual precisamente se disputó en el municipal coruñés.

Desde aquel 22 de noviembre del 2013, son casi cuatro años de hegemonía asturiana, aunque Carles Marco sabe de lo que costará lograr el triunfo esta noche. «Vamos a una cancha muy complicada ante un rival muy difícil», señala el técnico catalán que aun ve mejoría en su equipo: «Tenemos que trabajar lo que hemos hecho peor y mejorarlo ya que será un partido muy complicado donde tendremos que hacer las cosas muy bien». Además del peligro que llevará Edu Hernández-Sonseca en el juego interior, la defensa ovetense deberá prestarle mucho atención al alero danés Jonathan Gilling y el base madrileño Jorge Sanz, quienes se mostraron en estas primeras jornadas como los jugadores más activos del cuadro de Gustavo Aranzana, el cual tiene por delante el difícil compromiso de hacer olvidar a Tito Díaz, tras cuatro temporadas de éste al frente del banquillo coruñés.

Gilling es en estos momentos el máximo anotador del equipo con una media de 15,5 puntos, y una facilidad para anotar tanto desde el perímetro como en el juego interior. Además sus 2,03 metros le hacen ser uno de los referentes en la lucha por el rebote.

Por su parte Sanz, que afronta su cuarta campaña en la LEB Oro tras militar los dos últimos años en Melilla, es el responsable de marcar los ritmos de juego del conjunto gallego, además de aportar en ataque con una media de 11 puntos por encuentro. A pesar de sus 1,91 metros es el máximo reboteador del equipo.

Otros hombres a tener en cuenta serán el pívot Dmitry Flis, el alero norteamericano Trevor Clooney, y uno de los pocos jugadores que repiten de la pasada temporada, el también pívot Sergio Olmos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos