Baloncesto

Derrota con suspense final

Los pívots del Unión Financiera Belemene y Chema González tratan de taponar un lanzamiento de Hamilton. / OCB
Los pívots del Unión Financiera Belemene y Chema González tratan de taponar un lanzamiento de Hamilton. / OCB

Víctor Pérez volvió a disponer de la última jugada del partido para llevarse la victoria pero en esta ocasión su triple no entró

HUGO VELASCO MANRESA.

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo se quedó a las puertas de alcanzar la vigésima victoria de la temporada en una cancha histórica como la del Pavelló Nou Congost tras un partido ante el ICL Manresa que no se recordará por su vistosidad, ni por el acierto anotador de ambos equipos, pero sí por la última jugada, en la que nuevamente Víctor Pérez volvió a ser el protagonista. Pero a diferencia de lo que sucedió la jornada pasada ante el Palencia en Pumarín, en esta ocasión el lanzamiento desde el perímetro del capitán ovetense no entró. Con ello se escapó un triunfo que tuvieron bastante cerca los ovetenses tras darle la vuelta a un marcador en el que llegaron a perder por doce puntos (24-12), pero que a base de triples -anotados por Mike Carlson, Kenan Karahodzic y Davis Geks-, lograron voltear hasta situarse seis puntos arriba en el tercer cuarto.

Los errores en la elección de los tiros a canasta en los momentos clave del último cuarto, el desaprovechamiento de los lanzamientos desde la línea del tiro libre en las jugadas de 2+1 y una floja intensidad a la hora de cerrar el rebote defensivo supusieron una gran losa para el Unión Financiera que facilitó así el triunfo a un Manresa que tampoco hizo muchos méritos para lograrlo, con un cincuenta y dos por ciento de acierto en lanzamientos de dos y un paupérrimo catorce por ciento desde los 6,75 metros.

Los de Aleix Durán, con el siempre presente Jordi Trias, MVP del partido con trece puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias, Nacho Martín, máximo anotador del enfrentamiento con diecinueve puntos, y Ashley Hamilton, decisivo en los últimos compases del último cuarto, lograron una importante victoria para mantenerse en la segunda posición de la tabla y seguir a la estela del líder, el Lugo, del cual les separa un triunfo.

Lo ajustado del resultado final (70-68) en la primera visita de los carbayones al Nou Congost es fiel reflejo a lo visto a lo largo de todo el partido, con un inicio muy favorable a los catalanes en el que necesitaron tan solo un minuto para firmar un parcial de 7-0 con el que diluir la primera ventaja ovetense y comandar a partir de ese momento el electrónico.

Su gran final del cuarto inicial, al que llegaron con una renta de 10 puntos (22-12) no tuvo prolongación en los siguientes diez minutos al encontrarse con la resistencia de los azules a base de su buena mano en el juego exterior.

El ecuador del duelo se alcanzó con el 36-33 en lo alto del Pavelló, y la afición local muy molesta con las actuaciones arbitrales, incluso su entrenador recibió un técnica por protestar, al igual que le sucedería más tarde a Carles Marco.

En la reanudación, un triple de Víctor Pérez volvía a poner nuevamente por delante al Unión Financiera (42-43) tras el 7-8 de los primeros minutos. A pesar de dominar el marcador y con un juego más similar a lo habitual, no se dejaban de repetir de errores graves, como los ocho segundos que le señalaron a Nick Novak a la hora de subir el balón a la cancha rival. Una sanción que también tuvo en la primera mitad.

Cuando el equipo asturiano parecía que podía romper el partido a su favor, llegó una acción de Hamilton que reportaba seis puntos a los manresanos, a consecuencia de la técnica señalada a Carles Marco por protestar una falta de Karahodzic.

Esto hizo que los locales afrontasen el último por delante en el marcador (56-51). Un cuarto en el que nuevamente los ovetenses desaprovecharon varios ataques, el más claro con el empate a 64, en el que Barro perdió el balón y se pasó de una posible ventaja de dos puntos a perder de cinco. Todavía así, se llegó a la última jugada con opciones de traerse la victoria para tierras asturianas.

Con esta derrota el Unión Financiera se despide de toda opción por mejorar la cuarta posición de la tabla, por lo que buscará el sábado en Pumarín ante el filial del Barcelona certificar el factor cancha en la primera ronda de los 'play off', para ello deberán ganar y esperar la derrota del Castelló en su visita al Prat.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos