Duelo de viejos conocidos

Alonso Meana da unas indicaciones a Tadas Rinkunas durante el entrenamiento de ayer.
Alonso Meana da unas indicaciones a Tadas Rinkunas durante el entrenamiento de ayer. / HUGO ÁLVAREZ

El Unión Financiera se mide esta noche al Ourense con la baja de Drew Maynard y la duda de Víctor Pérez tras su reciente paternidad

HUGO VELASCO OVIEDO.

La LEB Oro encara sus tres últimos meses de competición, en lo que a la fase regular se refiere, con la celebración desde esta noche de la vigesimosegunda jornada de liga, en la que el Unión Financiera Baloncesto Oviedo tiene uno de los desplazamientos más cercanos de la temporada, al visitar el Pazo dos Deportes Paco Paz de Ourense para medirse desde las 21 horas al Río Ourense Termal.

La disputa de la Copa Princesa el pasado fin de semana propició que todos los conjuntos de la categoría, a excepción del Lugo y el Manresa, disfrutasen de unos días de descanso, tanto para recuperar fuerzas después de un arranque de año trepidante con cinco partidos en veintidos días, así como para preparar de la mejor manera posible esta recta final de la temporada en la que se van a decidir todo, una circunstancia que destacaba el propio Carles Marco. «Con los problemas que hemos tenido y con gente cargada tras haber jugador tres encuentros en una semana nos ha venido bien descansar, y coger algo de aire para encarar el final de la temporada», dijo.

Precisamente el técnico catalán tuvo trabajo extra durante estas dos semanas, ya que en ese periodo llegó el refuerzo del norteamericano Nick Novak, quien viene para cubrir la baja por lesión de Fran Cárdenas en el puesto de base, así como de alternativa para la posición de escolta.

Los ovetenses se desplazarán hoy por la mañana a tierras gallegas con las bajas por lesión del ya mencionado Cárdenas, y Drew Maynard, y con la duda de Víctor Pérez, quien en el día de ayer era padre tras el nacimiento de su hijo Alejandro, el cual tuvo con Cristina Romero, la responsable de prensa del club.

Ante estas circunstancias, los azules se medirán a un Ourense que viene en clara trayectoria ascendente, al vencer en cinco de sus seis últimos partidos, lo que les permitió abandonar el farolillo rojo de la clasificación.

El conjunto que dirige Gonzalo García de Vitoria es un viejo conocido del Unión Financiera, ya que la temporada pasada se vieron las caras en seis ocasiones, al cruzarse sus caminos en los cuartos de final de los 'play-off' de ascenso a la ACB. Una eliminatoria que se resolvió por 3-1 a favor de los ovetenses.

En aquella ocasión, al igual que en los enfrentamientos ligueros de las dos últimas temporadas en el Pazo dos Deportes Paco Paz, el triunfo se vino para tierras asturianas. Una racha que intentarán prolongar esta noche los ovetenses para seguir al acecho de los primeros puestos de la clasificación, tras el traspiés en Araberri que propició el desempate con Melilla y Manresa en la tercera plaza de la tabla.

A pesar de lo propicio que le resultan los partidos en Ourense a Carles Marco, este no se fía «siempre es complicado jugar en Ourense, por lo que estaremos con los cinco sentidos y sabiendo que el rival es difícil, ya que si no estamos al ciento por ciento, podemos perder»'.

La presencia de hombres como Daniel Trist, Reggie Johnson, Roope Ahonen o Héctor Manzano en el vestuario gallego es sinónimo de una plantilla combativa como destaca el propio técnico ovetense: «Hacen las cosas bien e intentan ser agresivos en defensa, juegan bien en ataque y tienen más puntos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos