El Gijón Basket se exhibe ante el filial del Obradoiro y mantiene su racha

Malik Wineglass trata de entrar a canasta ante varios jugadores del Obradoiro Silleda. / ARNALDO GARCÍA
Malik Wineglass trata de entrar a canasta ante varios jugadores del Obradoiro Silleda. / ARNALDO GARCÍA

Los rojiblancos suman la séptima victoria consecutiva en su partido más plácido y se sitúan segundos a la espera de los resultados de hoy

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

En la recta fina del partido, Fran Sánchez dispuso sobre el parqué de la pista central del Palacio de Deportes un quinteto inédito en lo que va de temporada para el Gijón Basket. Algunos de los hombres franquicia del equipo, como Diego Sánchez, Álex Rubiera o Kenny Hatch seguían desde el banquillo la exhibición de sus compañeros ante el filial del Obradoiro. La imagen, por poco habitual, resumía el desarrollo de la tarde. Con una notable actuación coral -todos los jugadores dispusieron de, al menos, cinco minutos- el equipo gijonés sumó su séptima victoria consecutiva en su partido más plácido de la temporada. La racha permite al Gijón Basket situarse segundo en el grupo AB de la Liga EBA, a la espera del resto de resultados de la jornada.

83 GIJÓN BASKET

63 OBRADOIRO

Gijón Basket:
Rubiera (17), Diego Sánchez (7), Wineglass (15), Hatch (18), Pegues (9) -quinteto inicial-, Albano (2), Enol Ramos (4), Soto (2) y Víctor Romero.
Obradoiro Silleda:
Castro (6), Losada(10), Picallo (5), Alberto Díaz (8), Rodrigo Gómez (14) -quinteto inicial-, Rey (11), Miguel López (7) y Cal (2).
Parciales:
28-12, 45-24, 67-37 y 83-63.
Árbitro:
Jorge González y Diego Fernández.
Incidencias:
500 espectadores en el Palacio de Deportes. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio en memoria del jesuita Pachi Cuesta, uno de los fundadores del Gijón Baloncesto y estrechamente vinculado al deporte gijonés.

Los de Fran Sánchez dejaron el partido encarrilado ya en el primer cuarto con un 28-12 que exigía al Obradoiro Silleda una reacción casi imposible. En vista del control de su equipo, el técnico rojiblanco comenzó a dosificar esfuerzos en el segundo parcial. Las rotaciones, sin embargo, no solo no afectaron al rendimiento, sino que permitieron que la ventaja en el marcador se disparara al descanso hasta los 21 puntos: 45-24.

Hombres como Carlos Suárez o Enol Ramos asumieron protagonismo tras el paso por los vestuarios, liderados siempre por el norteameriano Malik Wineglass, dominador absoluto de las dos zonas con 12 rebotes. Álex Rubiera, con 17 puntos, también cuajó un buen partido. Hatch, por su parte, se exhibió desde el perímetro con cuatro triples en cinco intentos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos