El Gijón Basket mantiene su racha y se afianza en la segunda posición

Pegues, del Gijón Basket, máximo anotador rojiblanco. / E. C.
Pegues, del Gijón Basket, máximo anotador rojiblanco. / E. C.

James Pegues, con 30 puntos, lidera al equipo rojiblanco en un partido tremendamente igualado que no se resolvió hasta el último cuarto

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Al poco de iniciarse el último cuarto, Fran Sánchez tuvo que tomar una decisión difícil. Kenny Hatch, con cuatro faltas, amenazaba con quedarse fuera del partido en su fase definitiva. Al término del tercer parcial se había llegado con empate (68-68) entre el Leyma Básque Coruña B y el Gijón Basket en un duelo vibrante y lleno de alternativas en el marcador. El técnico rojiblanco apostó entonces por mantener en la cancha a Hatch, y de la conexión entre el norteamericano y Álex Rubiera salieron un puñado de acciones determinantes para que el Gijón Basket abriera una grieta decisiva en los minutos finales.

Bajo el liderazgo de Abia y Rubén Rey, dos hombres en la dinámica del primer equipo equipo, los locales supieron romper la defensa del Gijón Basket en la fase inicial del partido para comenzar por delante. Los rojiblancos, por su parte, respondieron con rápidas transiciones ofensivas. Los dos primeros cuartos transcurrieron así, de golpe a golpe, sin que ninguno de los dos equipos lograra hacerse con el control del partido. Su mayor acierto desde el perímetro permitió al Básquet Coruña B llegar al descanso con una leve ventaja: 46-42.

El paso por los vestuarios no cambió mucho el guión. Una antideportiva de Kenny Hatch permitió al Básquet Coruña B distanciarse con cuatro puntos, 65-61, pero los de Fran Sánchez dieron rápidamente la vuelta al marcador con dos buenas acciones individuales de Wineglass y del propio Hatch. Para entonces también había emergido la figura de James Pegues, el verdadero hombre del partido. El norteamericano cuajó su mejor actuación desde su llegada a Gijón, con 30 puntos, ocho rebotes y un 75% de acierto en tiros de campos. Antes del último cuarto, Fran Sánchez optó dosificar sus minutos para evitar que hiciera su cuarta falta.

Con él de vuelta a la cancha se desató al Gijón Basket en el último cuarto. Hatch, inspiradísimo, conectó con Rubiera en dos acciones consecutivas para aumentar la ventaja de los rojiblancos. El gijonés se sumó a la fiesta con dos triples decisivos. Las canastas de Diego Sánchez y Pegues sentenciaron un partido emocionante.

La de ayer es la décima victoria consecutiva del Gijón Basket, cada vez más consolidados en la segunda posición y que abre así una pequeña brecha en la zona de 'play off'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos