El Gijón Basket suma su quinta victoria y se coloca segundo

Kenny Hatch entra a canasta ante un jugador del Culleredo. /  CITOULA
Kenny Hatch entra a canasta ante un jugador del Culleredo. / CITOULA

Un parcial de 11-0 en el tercer cuarto allanó el camino a los rojiblancos, que tuvieron en Álex Rubiera a su hombre más destacado

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Ocho jornadas han sido suficientes para que el Gijón Basket alcance la mitad del camino que se ha marcado para esta temporada. El técnico Fran Sánchez fijaba hace unos días en diez el número de victorias necesario para alcanzar la permanencia en la Liga EBA. Con el de anoche ante el Culleredo, el Gijón Basket suma cinco triunfos consecutivos y se encaraman a la segunda posición en la clasificación, a la espera de lo que hagan hoy el resto de equipos situados en la zona alta.

84 GIJÓN BASKET

0 CULLEREDO

Gijón Basket:
Rubiera (21), Diego Sánchez (11), Wineglass (15), Hatch (15), Pegues (17) -quinteto inicial-, Albano, Carlos Suárez (5) y Soto.
Culleredo:
Searles (12), Lada (15), Marshall (21), Jorge Fernández (5), Añón (3) -quinteto inicial-, Cabanas (8), Rey, Brandon (14).
Parciales:
22-22, 41-42, 63-57 y 84-78.
Árbitros:
Alejandro Pellitero y Tania Cadaya. Excluyeron por cinco faltas a los locales Hatch, Pegues y Wineglass.
Incidencias:
Más de cuatrocientos espectadores en el Palacio de Deportes.

A diferencia de las últimas citas en el Palacio, al Gijón Basket le costó encontrar su ritmo en los primeros minutos ante el Culleredo. El equipo gallego ofreció una buena imagen pese a su complicada situación en la clasificación, liderado por un Marshall que disparó sus estadísticas hasta los 21 puntos y 18 rebotes. El nombre propio en el equipo de Fran Sánchez fue el de Álex Rubiera, que volvió a evidenciar un gran momento de forma. Su efectividad ayer desde la línea de tiros libres resultó fundamental.

El partido se desarrolló con enorme igualdad en los dos primeros cuartos. Al descanso se llegó con un punto de ventaja para el Culleredo, pero el paso por los vestuarios dio un nuevo aire al Gijón Basket. Dos triples consecutivos de Diego Sánchez y un parcial de 11-0 rompieron el marcador a poco más de dos minutos del final del tercer parcial (61-52).

Fran Sánchez se vio obligado a reordenar a su equipo ante la expulsión por cinco faltas del base Hatch. Los otros dos norteamericanos del equipo, Pegues y Wineglass, también tuvieron que entrar en la rotación. La segunda unidad del Gijón Basket dio entonces un paso al frente, con buenas actuaciones de hombres como Soto y Carlos Suárez. El Culleredo apretó al final, pero el marcador no corrió peligro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos