El Gijón Basket suma su octava victoria consecutiva

El conjunto de Fran Sánchez superó al Venta de Baños en un partido muy igualado y se aúpa a la tercera posición

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Vencía el Gijón Basket por 74-76 cuando Malik Wineglass, con un lejano tiro en suspensión, se jugó el partido a 21 segundos del final. El ruidoso pabellón Marta Domínguez de Venta de Baños se quedó helado durante el instante que transcurrió desde que el balón salió de las manos del norteamericano hasta que se coló en la canasta local. La inspiración de Wineglass en esa acción resultó fundamental para que el equipo de Fran Sánchez encadenara su octava victoria consecutiva en un encuentro tremendamente igualado. La racha permite a los gijoneses auparse a la tercera posición tras la derrota del Ciudad de Ponferrada ante el invencible Marín.

74 VENTA DE BAÑOS

75 GIJÓN BASKET

Venta de Baños:
Margarsa (11), Vela (7), McCallam (25), Roebuck (16), Jones (10) -quinteto inicial-, Julio César, Sergio Martínez (5), Juan Manuel Fernández y Fernando González.
Gijón Basket:
Rubiera (8), Diego Sánchez (11), Wineglass (13), Hatch (24), Pegues (14) -quinteto inicial-, Ramos, Soto (4) y Carlos Suárez (4).
Parciales:
20-14, 40-32, 55-54 y 74-78.
Árbitros:
Francisco Javier Rodríguez y Sergio Del Val.
Incidencias:
unos 150 espectadores en el Pabellón Municipal Marta Domínguez de Venta de Baños, con presencia de un grupo de aficionados desplazados desde Gijón.

Los primeros minutos ya evidenciaron la enorme igualdad del partido. El Gijón Basket, comandado por Kenny Hatch, tratara de imponer su intensidad ante un Venta de Baños que aprovechaba el poderío físico de su cuarteto de norteamericanos. McCallan, con 24 puntos, y Roebuck, con 16 puntos y 14 rebotes, se zafaban en la pintura con Wineglass y Pegues. El partido se comenzó a romper en los últimos cinco minutos del segundo cuarto al dispararse el conjunto local hasta los ocho puntos de ventaja: 40-32.

El paso por los vestuarios espoleó al Gijón Basket. Cuatro minutos bastaron para que el equipo rojiblanco se reenganchara al partido con un 44-43. Mención especial merece la aportación en esa fase del choque de Kenny Hatch, que sumó ayer un total de 24 puntos.

Una canasta de Soto permitió al Gijón Basket dar la vuelta al resultado mediado el tercer cuarto. A partir de ahí, el partido entró en una espiral de locura. Hasta en 19 ocasiones cambió la ventaja en el marcador entre un equipo y otro a lo largo de la tarde. Los tres últimos minutos fueron como un nuevo partido dentro del total.

Los nervios aparecieron entonces atenazar a los dos equipos. El 74-74 se mantuvo durante casi tres minutos, hasta que un buen tiro de Hatch puso por delante al Gijón Basket. El Venta de Baños se agarró al partido con un triple de Margarsa, aunque el norteamericano también castigó a su propio equipo con una técnica justo antes de que Wineglass anotara la canasta decisiva.

Las estadísticas reflejan que el Gijón Basket estuvo menos acertado que el Venta de Baños en tiros libres, en tiros de campo y en la captura rebotes, pero supo leer el partido y fue lo suficientemente mejor para llevarse una merecida victoria. La racha y las buenas sensaciones se prolongan una semana más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos