El Gijón Basket supera al Betanzos en un final épico

Pegues lanza a canasta entre jugadores del Santo Domingo. / CITOULA
Pegues lanza a canasta entre jugadores del Santo Domingo. / CITOULA

Una canasta de James Pegues a dos segundos del final dio la victoria a los de Fran Sánchez, que cierran la primera vuelta en la segunda posición

VÍCTOR MANUEL ROBLEDO GIJÓN.

A cuatro segundos del final del partido en el Palacio de Deportes, los aficionados del Gijón Basket fruncieron el ceño ante lo que parecía el fin de la racha de su equipo. Dos tiros libres anotados por el senagalés Thiam pusieron por delante al Santo Domingo de Betanzos tras un duelo tremendamente emocionante, con hasta catorce cambios de ventaja en el marcador. Fran Sánchez pidió entonces tiempo muerto y dibujó en su pizarra una jugada: Diego Sánchez, desde campo contrario, asitió a Pegues para que el norteamericano se jugara la victoria en el último tiro. Su acierto llevó el delirio a la grada y permite al Gijón Basket encadenar su duodécima victoria consecutiva.

83 GIJÓN BASKET

0 SANTO DOMINGO

Gijón Basket:
Diego Sánchez (9), Rubiera (17), Carlos Suárez (2), Wineglass (24), Hatch (8) -quinteto inicial-, Pegues (19) y Soto (4).
Santo Domingo Betanzos:
Pereiro (13), Rozas (21), Plaza (3), Pablo Fernández, Thiam (14) -quinteto inicial-, Dvojakovsi (11), Roque Gómez (2), Daniel Martin (15) y Valcárcel (3).
Parciales:
26-22, 48-42, 65-60 y 83-82.
Árbitros:
Álvaro Cubero y Diego Fernández.
Incidencias:
Más de 400 espectadores en el Palacio de Deportes de La Guía.

Hubo antes otro momento que condicionó enormemente el desarollo del partido. En las últimas acciones del primer cuarto, Malik Wineglass recibió un golpe en su hombro derecho en un choque con un jugador rival. Hasta entonces, el pívot estadounidense estaba siendo uno de los principales protagonistas del partido, con un gran dominio de la zona defensiva y un enorme acierto anotador. Cuando pidió el cambio para ser atendido por la médico, ya en el segundo cuarto, el Gijón Basket tenía ocho puntos de ventaja en el marcador y parecía dueño del ritmo de juego. Cuatro minutos después, con Wineglass de regreso a la cancha, esa superioridad había quedado reducida a un solo punto.

Al descanso se llegó con un 48-42 favorable a los locales. En el tercer cuarto, entró en su primera espiral de locura, esta vez en forma de lesión. Kenny Hatch, James Pegues y Álex Rubiera tuvieron que retirarse al banquillo durante algunos minutos aquejados de distintas dolencias. Las bajas permitieron al Santo Domingo de Betanzos igualar el partido e incluso ponerse por delante. Abdou Thiam hizo valer sus 2,04 metros de altura para dominar la pintura con dieciséis rebotes. Su sustitución al cometer cuatro faltas alivió al Gijón Basket, que aún debía sufrir la inspiración de un acertadísimo Dvojakovski desde el perímetro.

Dos triples consecutivos de Diego Sánchez y Hatch pudieron romper el partido, pero el Santo Domingo se mantuvo vivo ayudado, en parte, por algunos errores no forzados de los locales, como una técnica señalada a Hatch y una antideportiva de Soto, ambas muy discutidas por el público del Palacio. La calma de Álex Rubiera y la conexión entre Diego Sánchez y Pegues en la última jugada allanaron el camino hacia la duodécima victoria. El Gijón Basket cierra la primera vuelta en la segunda posición, con tres triunfos de ventaja sobre el tercer clasificado. La semana que viene visita al líder, el Marín, que ha ganado todos sus partidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos