El líder evalúa la fortaleza del OCB

Romaric Belemene intenta lanzar a canasta ante la oposición de Kenan Karahodzic. / PABLO LORENZANA
Romaric Belemene intenta lanzar a canasta ante la oposición de Kenan Karahodzic. / PABLO LORENZANA

El Unión Financiera afronta el primer encuentro del 2018 ante un Breogán que contará con el apoyo de un centenar de seguidores

JAVIER LÓPEZ OVIEDO.

Tras finalizar un año 2017 que quedará para la historia del Oviedo Club Baloncesto el balón volverá a botar de nuevo este mediodía (12 horas) sobre el parqué del Polideportivo de Pumarín con motivo de la última jornada de la primera vuelta liguera de la LEB Oro.

A ella se presenta el Unión Financiera Baloncesto Oviedo instalado en la cuarta posición de la tabla y con la mejor racha actual de la competición después de vencer en sus últimos cuatro compromisos, y lograr la victoria en seis de las siete últimas jornadas. Esto hace que el encuentro ante el ya campeón de invierno, el Cafés Candelas Breogán Lugo del técnico Natxo Lezcano, sea el partido estelar de la jornada.

Los gallegos lograron el título honorífico antes de alcanzar el ecuador de la fase regular tras completar una primera parte de liga casi perfecta al lograr la victoria en catorce de los dieciséis encuentros disputados hasta la fecha y después de establecer una racha de once triunfos consecutivos y ser el conjunto que más puntos promedia por partido.

A esta última jornada de la primera vuelta el Unión Financiera llega aun con opciones matemáticas de defender su título de la Copa Princesa de Asturias que alcanzaba el año pasado, aunque las posibilidades de calificación para la misma son remotas, ya que los carbayones necesitan ganar al Lugo y esperar las derrotas de Manresa y Prat. Por si esto fuese poco los ovetenses deben recuperar a su vez una diferencia en el basketaverage de 56 puntos respecto al cuadro manresano y de 31 respecto a los hombres del mierense Arturo Álvarez, algo que se presume bastante difícil, aunque si hay un sitio donde se pueden obrar los milagros es en el 'fortín' de Pumarín y en unas fechas tan especiales.

Desde que el cuadro ovetenses milita en la LEB Oro siempre le tocó estrenar el nuevo año ante su afición, algo que le resultó positivo en sus dos primeras experiencias, en el 2014 precisamente ante el que será su rival esta mañana, el Lugo, y en el 2015 ante el Prat. Aunque en los dos últimos años, en el comienzo del 2016 ante el Huesca y el año pasado ante el Ourense, el cuadro de Carles Marco sufrió sendas derrotas. Por lo que el resultado que se produzca hoy en Pumarín servirá para decantar la balanza.

Peores cifras presenta la comparativa histórica de los duelos entre ovetenses y lucenses, ya que de los ocho enfrentamientos previos en liga, la victoria sólo se fue en una ocasión para los asturianos, la ya mencionada del 2014, en concreto el 4 de enero, en la primera visita del Lugo a Pumarín. En aquella ocasión los hombres de Guillermo Arenas se impusieron por 80-66 en uno de los mejores partidos de Diego Sánchez con la elástica azul, al anotar 21 puntos en los 37 minutos que estuvo sobre el parqué.

Entradas agotadas

De cara al primer partido del nuevo año Carles Marco tendrá la importante ausencia de Fran Cárdenas, quien ya no podía disputar la última jornada del 2017 ante el Huesca por culpa de la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha que le mantendrá fuera de las canchas lo que resta de temporada. La baja del base onubense la compensarán el canario Fabio Santana y el canterano Alonso Meana, una labor que ya desempeñaron con gran nota en tierras oscenses. Junto a ellos el trabajo interior de Óliver Arteaga y Mouhamed Barro será fundamental para sacar adelante el triunfo ante el Lugo, al igual que el ataque exterior de hombres como Romaric Belemene y el capitán Víctor Pérez. «No vamos a pensar en cómo nos va a afectar, sino en qué podemos hacer para notar lo menos posible su baja, intentaremos que los que estén den un paso adelante y si viene alguien a ayudar, esperemos que se incorpore lo antes posible», señala Carles Marco sobre la baja de Cárdenas.

Con la visita del mejor equipo de la categoría Pumarín colgará por primera vez esta temporada el no hay billetes después de agotar el viernes las últimas localidades que estaban a la venta.

El conjunto de Natxo Lezcano en el que destacan hombres como Matt Satinbrook, Leo Demetrio, Salva Arco, Guille Rubio o el exOCB Johan Löfberg, no estará sólo en Oviedo ya que contará con la presencia en las gradas de más de un centenar de seguidores celestes, quienes agotaban en tan sólo ocho minutos las localidades enviadas por el OCB a tierras lucenses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos