Navarro, «impresionado» por el homenaje por sus 240 partidos

Navarro, junto a su mujer e hijas. /Paco Campos (Efe)
Navarro, junto a su mujer e hijas. / Paco Campos (Efe)

El capitán de España supera el récord de internacionalidades de Epi y el Madrid Arena se rinde al mítico escolta azulgrana

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

«Estoy impresionado por este homenaje», proclamó Juan Carlos Navarro desde el centro de la pista del Madrid Arena tras el reconocimiento recibido por superar el récord de internacionalidades de Epi y convertirse, con 240 partidos, en el jugador que más veces ha defendido la camiseta de España. «Eres un ejemplo de compromiso para todos. Un orgullo. No hay más que decir. Eres ‘La Bomba’», le dijo su compañero y amigo Pau Gasol, después de felicitar al escolta del Barcelona que debutó hace 17 años con la selección española y en el Eurobasket que comienza para el equipo nacional el 1 de septiembre en Rumanía disputará su último gran campeonato.

Más información

Epi fue precisamente quien entregó a Navarro una camiseta con su nombre y el dorsal número ‘240’, la misma que portaban la mujer del capitán de España y sus dos hijas. «Ser un un gran deportista durante 17 años me parece increíble. Felicidades. Nos has hecho feliz», le dijo a Navarro el exjugador aragonés. «Esto es sólo un detalle por todo lo que nos has dado. Gracias, capi», añadió el presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Jorge Garbajosa, después de entregar al azulgrana una copia del acta de su primer partido internacional, en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000.

Era la noche de Navarro, pero el veterano jugador no se olvidó de Sergio Llull, a quien dedicó unas palabras de ánimo después de que el base-escolta del Real Madrid se rompiese el cruzado de su rodilla derecha durante el anterior amistoso contra Bélgica en Tenerife. «Quiero mandar un abrazo muy fuerta a Sergio Lllul, una pérdida como compañero. Ahora va a ser más difícil (el Eurobasket), pero lo vamos a intentar por él. A ver si podemos hacer algo grande y que lo paséis bien con nosotros otro verano más», gritó Navarro a un público rendido y puesto en pie ante él.

Corría el minuto 7, el del número de su camiseta con España, y el amistoso ante Venezuela se detuvo para homenajear al mítico Navarro (con 15-6 en el marcador), ovacionado por la afición y presentado por megafonía como «un ejemplo de compromiso» y «una estrella del baloncesto mundial». El pabellón rompió entonces en aplausos hacia el jugador del Barça y Navarro, desde el centro de la cancha, devolvió el cariño de los aficionados, antes de dar las gracias a su familia -«mis tres chicas»-; a su otra familia, la de la FEB -«Hemos pasado unos años grandiosos», admitió-; y a todos los compañeros que ha tenido. «De todos he aprendido», subrayó el jugador catalán.

Fotos

Vídeos