El Comercio

elecciones presidenciales

El dueño de Dallas Mavericks, apoyo de Hillary Clinton

El dueño de Dallas Mavericks, apoyo de Hillary Clinton
  • nba

  • El millonario Mark Cuban es uno de los defensores mediáticos más potentes de la candidata, como se pudo ver en el primer debate

El multimillonario Mark Cuban, dueño del equipo de la NBA Dallas Mavericks, se remanga por Hillary Clinton. Fue uno de los invitados de la aspirante demócrata a la Casa Blanca, en el primer debate presidencial televisado de las elecciones del 8 de noviembre. La exprimera dama logró, según Nielsen, una victoria abrumadora en el debate de más audiencia de la historia de EE UU, con más de 80 millones de espectadores,.

Cuban es uno de los críticos más feroces de Donald Trump. Hace unos dias prometió entregar 10 millones de dólares al candidato republicano o al destino benéfico que éste elija si acepta someterse a una entrevista de cuatro horas sobre “sus políticas y su sustancia”. La entrevista sería un cara a cara entre el propietario de los Dallas Mavericks y el aspirante a la presidencia de Estados Unidos.

Este desafío de millonario a millonario se produjo apenas horas después de que Trump comentara públicamente que “Cuban no es lo bastante inteligente para entender mis planes”.

El dueño de Dallas Mavericks, apoyo de Hillary Clinton

El magnate fue más lejos y amenazó el pasado fin de semana, tras divulgarse que el propietario de los Mavericks se sentaría en primera fila en el debate, con invitar a Gennifer Flowers, una mujer que en 1992 dijo haber tenido un romance con el entonces candidato presidencial Bill Clinton. "Si el bobo Mark Cuban del fracasado 'Benefactor' (un programa de telerrealidad) quiere sentarse en primera fila, quizás yo ponga a Gennifer Flowers a su lado", escribió Trump en Twitter si bien no cumplió la amenaza de invitar a Flowers.

Trump dijo en el debate que no pagar impuestos federales durante años significa que «soy muy listo». Haber deseado la crisis hipotecaria para explotar los restos caídos es «un buen negocio», mejor de los que haría la primera mujer presidenta, porque «no tiene pinta presidencial».Tras el duelo televisivo, el dueño de Dallas Mavericks criticó la participación de Trump, al que recordó que no ha repartido sus beneficios como él entre sus empleados, y destacó las propuestas de Hillary en el debate.

Trump no cumplió

Trump insistió en que todas las encuestas, «menos la de CNN, que nadie ve», le daban a él como ganador. Curiosamente, uno de los invitados del magnate en el primer debate fue Bobby Knight, un conocido entrenador de baloncesto universitario estadounidense que llama "San Donald" al aspirante conservador. Tampoco estuvo a la altura de Cuban.

El ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani, recomendó a Trump no seguir insistiendo «si yo fuera él no iría a los siguientes». San Luis (Missouri) será el escenario del segundo asalto el domingo 9 y seguro que Cuban sale a defender, como si fuese un pivot, a Hillary.