El Comercio

NBA

Leonard surge como la estrella sin Duncan; Gasol anota 2 puntos

fotogalería

Gasol defiende a Stephen Curry. / Reuters

  • Los Spurs, el nuevo equipo del catalán, vencen a los Warriors de Golden en un encuentro que acabó con el marcador en 100-129

El alero Kawhi Leonard brilló con luz propia al anotar 35 puntos, la mejor marca de profesional, y lideró a los nuevos Spurs de San Antonio, sin el pívot Tim Duncan, al triunfo de visitantes por 100-129 ante los Warriors de Golden de la pareja de estrellas formada por el base Stephen Curry y el alero Kevin Durant.

La noche que se proyectaba como histórica para la nueva formación de los Warriors, que año pasado batió todas las marcas, incluida la una racha inicial de temporada de 24-0, vio como los Spurs, con los que debutó el pívot español Pau Gasol, fueron en todo momento los mejores en el campo.

De ahí, que el doble-doble de 27 puntos y 10 rebotes que aportó Durant en su debut con los Warriors no tuvieron ningún efecto positivo porque el equipo nunca mostró sincronización entre todos los jugadores, especialmente con Curry, su nuevo compañero. Los Spurs ganaron por primera vez en el Oracle Arena de Oakland por primera vez desde el 11 de noviembre del 2014 cuando se impusieron 110-113. Leonard anotó 31 puntos al concluir el tercer periodo, mientras que el ala-pívot LaMarcus Aldridge aportó un doble-doble monumental de 26 puntos y 14 rebotes.

El legendario entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, de nuevo le ganó la batalla desde el banquillo a un par de sus discípulos como son Steve Kerr, máximo responsable de los Warriors y su asistente principal Mike Brown. Cierto que es el partido inaugural para ambos equipos, pero los Spurs no perdieron tiempo en enviar un claro mensaje que la retirada de Duncan no les ha quitado su condición de equipo ganador y con las mismas aspiraciones a luchar por el título de campeones en la Conferencia Oeste.

Junto a Leonard y Aldridge, el escolta reserva Jonathon Simmons surgió como el factor sorpresa y sexto jugador que aportó 20 puntos, al anotar 3 de 5 triples, capturó cuatro rebotes y dio tres asistencias. Otros dos jugadores tuvieron números de dos dígitos, incluido el veterano escolta argentino Manu Ginóbili, que siguió de reserva, y aportó 10 puntos en los 21 minutos que disputó. Ginóbili anotó 4 de 10 tiros de campo, incluidos 2 de 6 triples, capturó cinco rebotes, defensivos, dio dos asistencias y recuperó un balón.

Su compatriota el base novato Nicolás Laprovíttola jugó cuatro minutos, que le sirvieron para debutar en la NBA, y dio dos asistencias si hiciese ningún tiro a canasta.

Sí los hizo Gasol, que como se esperaba trabaja en conseguir la mejor química dentro del nuevo equipo y aunque salió de titular jugó sólo 18 minutos. El mayor de los hermanos Gasol los aprovechó para aportar 2 puntos al anotar 1 de 4 tiros de campo, no fue a la línea de personal, capturó cuatro rebotes-defensivos-, dio una asistencia y cometió tres faltas personales.

La adaptación

Popovich como ya había anunciado, Gasol tendrá todo el margen que necesite hasta que su integración sea completa dentro del equipo, y sin importar las estadísticas, con su presencia en el campo el conjunto respondió de manera positiva. "Jugamos un partido muy inteligente y pleno de concentración que era lo que se necesitaba si queríamos ganar", comentó Popovich. "Es el inicio de temporada, pero ganar el primer partido fuera de tu campo y ante el subcampeón de la pasada temporada es algo positivo".

No vivieron la misma experiencia los Warriors, que vieron como Curry, el defensor del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la pasada liga, llegó a los 26 puntos, pero anotó sólo 3 de 10 triples, son que pudiese ser factor ganador. El pívot Draymond Green cumplió con su labor de mejor jugador dentro de la pintura al aportar un doble-doble de 18 puntos, 12 rebotes y seis asistencias.

Pero el escolta Klay Thompson, otro de los pilares del ataque exterior de los Warriors, tampoco estuvo inspirado al anotar 11 puntos después de haber fallado 8 de 13 intentos de triples. Además los Warriors como equipo no tuvieron la claridad y definición que mostraron en todo momento los Spurs, que les forzaron con su defensa a perder 16 veces el balón y al descanso ya lograron una ventaja parcial de 46-64.

Los Spurs no tuvieron a Duncan por primera vez desde la temporada de 1996-97, pero si a Leonard que además de ser el mejor también demostró que está listo para ocupar el puesto de líder que su excompañero dejó vacante. "Su presencia lo era todo para el equipo porque siempre estaba ahí de una manera especial, ahora tenemos que ver quien de los jugadores puede ir llenado el vacío que Tim dejó", destacó Popovich.