Baloncesto

El Oviedo Baloncesto cruza fronteras

Víctor Pérez, a la izquierda, con Miquel Salvo, en París, en el Mundial de básket callejero.
Víctor Pérez, a la izquierda, con Miquel Salvo, en París, en el Mundial de básket callejero. / V. P.

Víctor Pérez alcanza los cuartos de final del mundial de básket callejero, mientras que Carles Marco trabaja con los Spurs en la liga de verano de la NBA

HUGO VELASCO OVIEDO.

Mientras que la actividad del Oviedo Club Baloncesto se centra en los despachos, en los que se trabaja de cara a confeccionar la plantilla que compita por quinta temporada consecutiva en la segunda división del baloncesto nacional, algunos de los hombres que volverán a cobrar protagonismo sobre el parqué del Polideportivo de Pumarín no se desligan del balón, a pesar de encontrarse en periodo vacacional, tras una temporada histórica en el seno del conjunto carbayón.

El único jugador con contrato en vigor para la próxima campaña, y capitán del Unión Financiera, Víctor Pérez, acudió este fin de semana a París para competir en la decimotercera edición del Torneo Quai54, el Campeonato del mundo de básket callejero, en el que compartió equipo con el que fuese su compañero esta campaña, y uno de los objetivo de Héctor Galán, el catalán Miquel Salvo.

Tras recibir la invitación de Javier Meras, amigo personal de Pérez, el sevillano y Salvó se pusieron bajo las órdenes de Gustavo Álvarez en el conjunto de El Paso, con el que defendieron a la delegación española en una edición del torneo parisino que contó con la presencia de equipos de ochos nacionalidades diferentes: Francia, Suiza, Gran Bretaña, Holanda, Bélgica, República del Congo, Alemania y España.

Junto al capitán del azul y el que fuese MVP de la final de la Copa Princesa, el equipo estuvo compuesto por Aló Marín, Alejandro Navajas, David Soria, Germinal Cabrita, Manosur Kasse, Marc Sobrepera, José Medina y el propio Javier Meras.

Los hombres de Álvarez iniciaron la competición el sábado con un triunfo por 29 a 14 ante el BnB, con el que accedieron a los cuartos de final, en los que se midieron a uno de los conjuntos anfitriones: La Fusion.

El conjunto francés, uno de los grandes favoritos al triunfo en el Quai54, competición en la que ya se había impuesto en las ediciones de 2008, 2009, 2010 y 2012, supo aprovecharse de su mayor experiencia y físico para imponerse sobre la pista de la Pelouse de Reuilly por 38-21 a los españoles, quienes se quedaron a las puertas de las semifinales.

Precisamente, el conjunto de La Fusión alcanzó la final del domingo ante otro equipo local, La Reléve, ganador en 2011 y 2015. El encuentro se inició a media tarde, con las gradas llenas hasta la bandera, con un público expectante de vivir una gran espectáculo, entre dos de los dos mejores conjuntos del torneo. Pero, lamentablemente, la final se debió suspender tras el descanso, a causa de la lluvia, cuando los verdugos del equipo de Víctor Pérez vencían, por 26-33.

Mientras que el capitán de los vigentes campeones de la Copa Princesa mantenía su contacto con el balón en París, el técnico del equipo, Carles Marco, hacía lo propio con los banquillos, aunque algo más lejos. En concreto, al otro lado del charco en Estados Unidos, al encontrarse en plena disputa de la liga de verano de la NBA con los San Antonio Spurs.

El catalán, que forma parte del cuerpo técnico del equipo texano, inició el sábado la competición oficial en la localidad de Las Vegas con una derrota por 75-74 ante los Miami Heat. Al día siguiente, los Spurs se resarcieron y estrenaron su casillero ante los Philadelphia 76ers con una victoria por 95-101. Ayer, los Spurs cerraron la primera fase de la Summer League con un segundo triunfo, por 99-85, ante los Portland Trail Blazers.

Previo a la celebración de la liga de verano en la localidad de Nevada, tuvo lugar la Utah Summer League a modo de preparación, en la que el equipo de Marco no tuvo mucha suerte al finalizar último, con un balance de dos derrotas, ante Utah Jazz y Philadelphia 76ers, y tan sólo una victoria ante los Boston Celtics.

La aventura de Carles Marco por Estados Unidos se prolongará aún hasta el próximo 17 julio, momento a partir del cual centrará todo su trabajo en clarificar lo que será su tercera temporada al frente del banquillo ovetense.

Fotos

Vídeos