Partido redondo del Antuña Adba ante el Oviedo

Isis Thorpe fue imparable para las jugadoras unicersitarias. /  MARIETA
Isis Thorpe fue imparable para las jugadoras unicersitarias. / MARIETA

El equipo avilesino fue muy superior a su rival para conseguir una victoria de valor doble por la permanencia

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Partido redondo y triunfo vital del Inmobiliaria Víctor Antuña Adba ante uno de sus dos rivales regionales, el Universidad de Oviedo, al que se impuso por 79-63. Una victoria de valor doble en la lucha por la permanencia que sube a las avilesinas hasta la novena posición con tres plenos y cinco equipos que están por debajo.

0

0

Inmobiliaria Víctor Antuña Adba:
Andrea Malanda (11), Sara Fernández (6), Isis Thorpe (25), Raquel Navarro (4) y Ashley Beals (20) -cinco inicial- Joana Ferreira (5), Noelia Pariente (8), Sara Fraile y María Zardain.
Universidad de Oviedo:
Tania González (14), María González (8), Andrea Sierra (2), Carolina Ramos (4) y Carmen Ortiz (9) -cinco inicial- Anne Pedersen (10), Ana Fernández, Carolina Hernando (3), Silvia Urdiales (6) y Tamara Labra (7).
Parciales:
23-12, 15-12 (38-24, descanso), 26-18 (64-42) y 15-21 (79-63 final).
Árbitros:
Cubero y Velasco. Eliminadas por cinco faltas Malanda y Pariente.
Incidencias:
partido de la séptima jornada en Liga Femenina 2 disputado en el pabellón del Quirinal con 200 asistentes.

Tras el fiasco del choque en Gijón, el equipo de Juanjo García dio un cambio en Barcelona y ayer fue el día del refrendo de la mejora de un Antuña Adba que parece ir a más liderado por sus dos norteamericanas, Isis Thorpe, imparable en el juego exterior, y Ashley Beals, que además de rebotear las sabe meter debajo del aro. Con ambas acercándose a su mejor versión sus compañeras también elevan el nivel y ayer todas las jugadoras aportaron hasta firmar el mejor partido de que se lleva de campeonato.

La salida de partido fue abrumadora y las avilesinas desarbolaron desde el salto inicial a su rival, tanto para atacar el aro ovetense como a la hora de defender el propio. Así, las diferencias iban cogiendo proporciones hasta llegar al 23-12 del primer parcial. Las locales se tomaron un respiro en el segundo cuarto al mismo tiempo que el Universidad parecía enmendarse, más en defensa que en ataque para firmar un 15-12 con el que la renta al descanso era considerable con 38-24.

Pero lo mejor estaba por llegar y el tercer cuarto fue una delicia, con un Adba demoledor en su juego en todas sus facetas: buena dirección, anotación fiable y una defensa que volvía a imponer la ley ante un desesperado equipo estudiantil, en el que la danesa Pedersen, muy tocada físicamente, apenas podía ayudar más que animando desde el banquillo.

Con el partido en el bolsillo, 64-42, se inició un último cuarto en el que las avilesinas acusaron el cansancio ante un Universidad que fue a la desesperada logrando reducir la diferencia, que llegó a rozar la treintena de puntos, hasta los 16 que al final imperaron. Suficientes para el objetivo del Antuña Adba, cuyo técnico estaba «muy contento con las jugadoras, están demostrando que tienen nivel competitivo y vamos a más poco a poco. Es una victoria muy importante y que nos da mucha confianza para afrontar los próximos partidos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos