Un premio a la consistencia

Fabio Santana maneja el balón mientras que Barro intenta hacerse con la posición en el poste bajo. /  OCB
Fabio Santana maneja el balón mientras que Barro intenta hacerse con la posición en el poste bajo. / OCB

El Unión Financiera sufrió más de lo esperado para llevarse la victoria ante un colista que a punto estuvo de remontarle una desventaja de 20 puntos

JAVIER LÓPEZ AZKOITIA.

La primera salida del año para el Unión Financiera Baloncesto Oviedo se saldó con una victoria por 70-77 ante el conjunto guipuzcoano del Sammic Hostelería, el cual estuvo a punto de darle un gran susto a los hombres de Carles Marco tras una gran segunda mitad.

Ya antes de que se pusiera el balón en juego, el Unión Financiera tenía su primer contratiempo, puesto que durante la sesión de calentamiento Óliver Arteaga notaba unas molestias que recomendaban al pívot tinerfeño no disputar el partido por precaución. Aun así, Arteaga estuvo probándose en la banda en los compases finales del partido por si hubiese sido necesaria su participación ante el arreón final del Sammic.

Con la importante ausencia de Arteaga para la lucha en el juego interior, el técnico catalán tuvo que darle más minutos de juego a Romaric Belemene, que concluyó el encuentro con 34 minutos sobre la pista y a Mouhamed Barro, MVP del partido con 24 tantos de valoración al ser el máximo anotador del mismo con 20 puntos y al lograr 5 rebotes, y todo ello en los 21 minutos que disputó.

Esta carga de juego también la tuvieron Fabio Santana con 33 minutos, que volvió a ejercer a la perfección la labor de director de juego y el capitán Víctor Pérez, quien tan solo disfrutó de 5 minutos de descanso.

A pesar de tener que recurrir a sus pilares básicos durante gran parte del partido, el encuentro se puso muy de cara para los intereses ovetenses desde los primeros compases, ya que tras la canasta inicial de Alberto Ruiz de Galarreta, el Unión Financiera siempre se mantuvo al frente del electrónico.

La buena consistencia en defensa y en el cierre del rebote permitió a los de Carles Marco tomar rápidamente una renta a su favor, que llegó a alcanzar una máxima de 12 puntos (7-19) en el primer cuarto con un Belemene pletórico, que firmaba nueve puntos en el mismo.

El cuadro de Lorenzo Encinas intentaba no desanimarse ante tal vendaval ovetense, el cual daba un paso más en el segundo cuarto para elevar las diferencias hasta los veinte puntos a base de un buen ataque tanto interior y con algo de acierto desde el perímetro, con un 5 de 17 en la primera mitad, dos de los triples a cargo de Belemene que se marchaba al descanso como máximo anotador 13 puntos.

Un parcial de 4-0 del Sammic en los dos minutos finales dejaban el marcador en 26-40 en el ecuador del partido.

El paso por los vestuarios fue un soplo de aire fresco para los de Encinas que tras la reanudación asumían el papel que había desempeñado el Unión Financiera hasta ese momento.

Mirza Bulic y Gaizka Maiza se echaban el equipo a la espalda e iniciaban el cuarto con un parcial de (10-3) en los primeros dos minutos con el que bajaban de la barrera psicológica de los diez de diferencia.

El cuadro ovetenses no se encontraba cómodo sobre el parqué del Polideportivo de Azkoitia y eso lo aprovechaban los vascos para asestar un nuevo golpe en ataque. Aprovechándose también de la carga de faltas personales de hombres como Mouhamed Barro, Kenan Karahodzic y Drew Maynard, con cuatro personales.

Con el 51-56 en el electrónico se iniciaba el cuarto decisivo en el que Víctor Pérez daba los primeros puntos a su equipo. Pero un nuevo parcial de 8-4 para los vascos hacía que los vascos se situasen a tan solo un punto 59-60 y con un ataque a su favor para culminar su remontada.

Por suerte para los de Carlos Marco el balón no quiso entrar lo que sirvió como revulsivo para meterse de nuevo en el partido. Santana tomó las riendas e imprimió la velocidad que le gusta a los ovetenses mientras Barro definía bajo canasta para darle un punto de tranquilidad a sus compañeros. Además, y a diferencia de anteriores ocasiones a la hora de visitar la línea del tiro libre los ovetenses tuvieron la suerte de su lado para firmar una nueva victoria.

Con este triunfo junto a la victoria del Melilla en su visita a la cancha del Manresa, se produce un triple empate a trece triunfos en la tercera posición de la tabla entre los tres equipos.

Sin tiempo para descansar los de Carles Marco volverán hoy al trabajo para preparar el compromiso de mañana ante el Leyma Coruña.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos