LEB ORO

Simulacro para los 'play-off'

Carles Marco.
/H. ÁLVAREZ
Carles Marco. / H. ÁLVAREZ

El Unión Financiera recibe al Huesca de Guillermo Arenas con el objetivo de alcanzar el récord de triunfos en la LEB Oro

HUGO VELASCO OVIEDO.

El Polideportivo de Pumarín acogerá esta noche (21 horas) el último partido del Unión Financiera Baloncesto Oviedo como local en la fase regular de la LEB Oro en donde recibirá la visita del Levitec Huesca, un conjunto oscense que aún se juega mucho al estar en riesgo de perder la categoría.

Además será el retorno a la que fue su casa durante varias temporadas del técnico Guillermo Arenas, quien llevó a los carbayones a la segunda división del baloncesto nacional, así como de dos exoviedistas, el escolta balear Agustí Sans y el ala-pívot holandés Kewin van Wijk, quien defendió la elástica azul en dos etapas, la primera en el año del estreno en la LEB Oro y la última hace dos temporadas.

A pesar de que el equipo ya hizo todos su deberes, el Unión Financiera llega a esta penúltima jornada liguera con una motivación especial, ya que si primero consiguieron asegurarse la permanencia, luego su clasificación por cuarta vez en su historia para los 'play off' de ascenso, y la semana pasada el factor cancha en la primera ronda de las eliminatorias, ahora los de Carles Marco tiene ante sí la posibilidad de igualar, e incluso superar, el récord de triunfos de la entidad en la LEB Oro, así como finalizar por tercera temporada consecutiva en la cuarta posición de la Liga.

Un récord histórico de victorias que se lograba la pasada temporada en la que los azules se imponían en veintidós de los treinta y cuatro encuentros de los que constaba la fase regular de la competición, y que a falta del enfrentamiento de hoy ante el Huesca, y el de la semana próxima ante el ya campeón de Liga y nuevo equipo de ACB, el Lugo, están a tan solo un triunfo de igualar.

Para ello el equipo de Marco deberá empezar por superar a los jugadores de Guillermo Arenas, quienes afrontan la recta final de la competición con un ojo puesto en la zona baja de la tabla, puesto que los oscenses encabezan el pelotón de seis conjuntos que pugnan por mantener un año más la categoría.

El Huesca se presenta en Pumarín, donde ya sabe lo que es ganar al hacer en una ocasión en Liga, precisamente en la penúltima jornada de la campaña 2013-14, y dos en los 'play-off', con todos sus efectivos disponibles y con Van Wijk como el gran referente ofensivo y defensivo al promediar el holandés 13,5 puntos y 6,3 rebotes por encuentro. Junto a él destacan el pívot Albert Fontet, el alero Sergio Rodríguez, y el escolta Mikel Motos, que es junto al base Carles Marzo el máximo asistente de los oscenses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos